China
Mujer china usa el reconocimiento facial en un supermercado. | Fuente: AFP

China ha anunciado una nueva regla para los residentes de la ciudad de Beijing al momento de conectarse por internet: una prueba de reconocimiento facial.

El Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China (MIIT) será el líder de estas pruebas, las cuales ya van en vigencia en otros casos desde 2015, cuando empezó a pedirse información personal para el registro de teléfonos y computadoras.

La regla ha sido capacitada para los operadores de telecomunicaciones. Estas empresas deberán usar el test de rostros para comprobar si el solicitante que pide conexión a internet es el propietario de la identificación brindada al ministerio.

Entro otras funciones, también deberán actualizar sus condiciones de servicio para especificar a los usuarios que las tarjetas SIM no podrán ser revendidas a otras personas. Por último, también identificar líneas no identificadas.

Sin embargo, varias voces se han mostrado en desacuerdo con estas medidas debido a que consideran que es una medida de rastreo del gobierno. "La razón por la cual el régimen chino pide a las personas que registren sus identidades reales para navegar en Internet es porque quiere controlar el discurso de la gente", dijo el comentarista estadounidense Tang Jingyuan a La Gran Época.

China es líder en la tecnología de la inteligencia artificial y ésta es cada vez más utilizada por los gobiernos e instituciones para garantizar la seguridad y el control de sus ciudadanos.

Millones de aparatos equipados con la última tecnología de reconocimiento facial controlan la seguridad en las calles, colocados sobre fachadas, semáforos o farolas, y en los establecimientos, para diversas acciones como el control del tráfico o la prevención de la delincuencia.