Foto: Difusi
El fiscal general del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, presentó hoy una demanda contra Intel en la que acusa al mayor fabricante de microprocesadores del mundo de haber practicado competencia desleal.

"En lugar de competir limpiamente, Intel recurrió al cohecho y a la coerción para mantener su total dominio del mercado", dijo hoy Cuomo al informar de su decisión mediante un comunicado de prensa.

Y agregó: "No solo restringió la presencia de potenciales competidores, sino que perjudicó al consumidor medio, al que privó de mejores productos y precios más bajos".

La oficina del fiscal investigaba a Intel desde enero de 2008, cuando le pidió numerosa documentación para aclarar si estaba llevando a cabo prácticas monopolísticas con presuntas coerciones a sus clientes para que no usaran productos de Advanced Micro Devices (AMD), su principal competidor.

El fiscal también dedujo que Intel podría haber abusado de su poder para eliminar posibles amenazas competitivas o perjudicar la libre competencia, lo que supondría una violación de la legislación estatal y federal al respecto.

Según el Fiscal de Nueva York, "en los últimos años, Intel ha llegado a acuerdos exclusivos con los grandes fabricantes de computadores para que usaran sus micropocesadores a cambio de miles de millones de dólares".

La Fiscalía neoyorquina explicó también que Intel "ha amenazado y, en realidad, castigado a los fabricantes de computadores que estimaba que trabajaban en cercanía a sus competidores".

En su comunicado, señala también que "las amenazas incluían cortar con los pagos que recibían de Intel, para dárselos directamente a sus competidores, además de poner fin a las empresas conjuntas".

Esa forma de relación exclusiva podría haber bloqueado de forma ilegal el acceso de sus rivales a canales de distribución, estima la Fiscalía de Nueva York.

Las unidades de procesamiento x86 fabricadas por Intel son las que utilizan la mayoría de computadores y representa un mercado que supera los 30.000 millones de dólares en ventas anuales a nivel mundial.

Se calcula que Intel controla alrededor del 90 por ciento de ese mercado en cuanto a ingresos y el 80 por ciento en cuanto a volumen de ventas, explicó la Fiscalía cuando emprendió la investigación en enero de 2008.

-EFE-