Crux/NASA/Referencial

La NASA ajustó la órbita de su nave Mars Odyssey para ayudar a los científicos a hacer las primeras observaciones sistemáticas del desarrollo de las neblinas matinales, las nubes y las heladas en las diferentes estaciones de Marte.

Según han explicado los expertos, es la primera vez que se estudian los amaneceres en el planeta rojo, indicó Europa Press.

La maniobra se llevó a cabo el martes, aunque el cambio de altura de la sonda se llevará a cabo de manera progresiva y no llegará a su destino previsto hasta noviembre de 2015, indicó el equipo de la misión, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Señaló que los expertos han explicado que este cambio permitirá la observación de las variaciones de temperatura del suelo después del amanecer y después del atardecer en miles de lugares en Marte.

Este trabajo arrojará luz sobre la composición de la tierra y sobre los procesos de temperatura, como los flujos de estaciones cálidas observados en algunas zonas o los géiseres alimentados por el deshielo --hielo de dióxido de carbono-- cerca de los polos de Marte.

"Estamos enseñando trucos nuevos a una nave vieja. Odyssey estará en condiciones de ver a Marte en una luz diferente a como se ha visto antes", refirió el científico del proyecto Odyssey Jeffrey Plaut.

"Ni esta nave, ni ningún otro orbitador de Marte de la NASA desde 1970, ha podido observar la superficie del planeta vecino con la luz de la mañana", apuntó.

Los primeros orbitadores estadounidenses y la nave Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) han proporcionado algunas vistas tentadoras de nieblas en este horario, pero se han concentrado en los tiempos de observación de la tarde, cuando el ambiente es menos nebuloso.

Por ello, los científicos dicen no saber "lo que se van a encontrar" cuando Odyssey llegue a la órbita y muestre lo que ocurre en el planeta rojo después de la salida del Sol.

"Podremos mirar las diferencias estacionales, si las nieblas son más comunes en invierno o primavera o cómo varían las temperaturas de las superficie", subrayó Plaut, reseñó Europa Press.

ANDINA