Las galaxias espirales tienen su origen en la formación de estrellas

Los resultados indican que las turbulencias de las galaxias espirales a lo largo de la historia del Universo han sido provocadas por la energía liberada en el proceso de formación de estrellas.
Foto: EFE
Las llamadas galaxias de disco o espirales surgieron de la energía liberada por la formación de estrellas en los albores del universo, según un estudio publicado esta semana en la revista "Nature".

Para llegar a esta conclusión, un grupo de científicos de la Universidad de Swinburne (Australia) ha observado un extraño tipo de galaxia situada en el Universo próximo que ha permitido explicar el origen de turbulencias similares a las de las galaxias de disco ricas en gas que eran frecuentes en los inicios del Universo.

Los resultados indican que las turbulencias de las galaxias espirales a lo largo de la historia del Universo han sido provocadas por la energía liberada en el proceso de formación de estrellas.

Recientes observaciones de galaxias de los inicios del Universo han demostrado que dos tercios de las mismas eran discos masivos y giratorios en los que la velocidad del gas es cinco veces más variable -su velocidad de dispersión es mucho mayor- que en los discos de las galaxias actuales.

Los científicos se preguntaron entonces qué provocaba esos rápidos y turbulentos movimientos y si los procesos que gobernaban la cinemática de las primeras galaxias espirales eran fundamentalmente diferentes de los actuales.

Para responder a estas preguntas, los científicos llevaron a cabo una comparación sistemática entre las galaxias más cercanas a nuestro sistema y sus homólogos más alejados.

En una muestra de 65 estrellas cercanas que formaron galaxias, los autores del estudio descubrieron 11 discos con una alta velocidad de dispersión, comparables a los que han sido datados en los albores del Universo. EFE