BBC

Un equipo de científicos de la Universidad de Michigan ha logrado la reprogramación de células de piel de adultos que se comportan como células madre de embrión humano, informó hoy esa universidad.

Las células reprogramadas también se conocen como células madre pluripotentes inducidas, o iPS, por su sigla en inglés.

Estas células exhiben muchas de las propiedades científicamente valiosas de las células madre de embrión al tiempo que permiten que los investigadores dejen a un lado totalmente los embriones.

Los investigadores de la UM usarán las células iPS junto con las células madre de embrión humano para estudiar el origen y la progresión de varias enfermedades en la búsqueda de nuevos tratamientos.

Tres de las primeras cinco cepas de iPS del consorcio provienen de células de piel donadas por pacientes con trastorno bipolar y se usarán para el estudio de esa condición.

El trabajo lo llevó a cabo el Consorcio para Terapias con Células Madre, creado en marzo de 2009, y en el cual participan diversas facultades, laboratorios y centros de estudio de la UM.

"Las dos metas principales que teníamos cuando iniciamos el consorcio eran la producción de cepas de células madre de embrión humano y cepas de células iPS. Ahora hemos alcanzado ambos de esos objetivos", dijo la codirectora del consorcio Sue O"Shea, profesora de biología celular y de desarrollo en la Escuela de Medicina.

En octubre de 2010 los investigadores del consorcio anunciaron que habían creado la primera cepa de células madre de embrión humano en el Estado.

Seis meses más tarde anunciaron que habían creado las primeras cepas de células madre de embrión humano en el Estado portadoras de los genes responsables de una enfermedad hereditaria.

Una de las metas centrales del consorcio ha sido la creación de cepas de células iPS y de células madre de embrión humano afectadas por enfermedades y luego compararlas.

Cuando las células iPS humanas salieron al escenario en 2007 hubo quienes las proclamaron como posibles sustitutas de las controvertidas células madre de embrión humano a las cuales imitan.

Sin embargo, los estudios recientes han descubierto diferencias importantes entre las células iPS y las células madre de embrión humano, y la mayoría de los investigadores dice que, si es necesario, se continuará el trabajo con ambos tipos de células, junto con las células madre de adultos.

Los investigadores del consorcio crearon células iPS usando la más común de varias técnicas de laboratorio: emplearon un virus para el transporte de cuatro genes que reprogramaron genéticamente las células de piel humana convirtiéndolas a un estado parecido al embriónico.

Luego se llevaron a cabo varias pruebas en un período de varios meses para confirmar que las células reprogramadas son pluripotentes, es decir, que tienen la capacidad de producir todo tipo de células presentes en el cuerpo adulto. Las células de piel las donaron voluntarios de la investigación.

"Creemos que no está lejos el día en el cual podamos usar las células madre para preservar y regenerar los tejidos dañados por una enfermedad", añadió Feldman. EFE