El satélite de comunicaciones militar ruso Meridián se estrelló hoy poco después de su lanzamiento desde el cosmódromo ruso de Plesetsk a bordo de un cohete portador Soyuz-2.

El aparato militar, de doble uso civil y militar, no pudo ser colocado en su órbita, informó una fuente del sector aeroespacial ruso a la agencia Interfax.

"Según datos preliminares, se ha producido un fallo en la tercera fase del cohete portador Soyuz-2. Partiendo de esa base se puede asegurar que el satélite ha caído en algún lugar de Siberia. Las coordenadas están siendo precisadas", explicó.

EFE