Emails
Los correos pueden servir como modo de acceso a servicios en línea con información privada como el almacenamiento en nube. | Fuente: Unsplash

3.2 mil millones de correos electrónicos y sus contraseñas se han filtrado en línea a través de archivos de texto sin cifrar.

Según ha informado CyberNews, esta nueva fuga de datos se conoce como la “compilación de muchas violaciones” (COMB), ya que contiene más del doble de la cantidad de pares de correo electrónico y contraseñas que el anterior del 2017, en el que 1,4 mil millones credenciales eran disponible en líneas.

En lugar de ser una nueva violación de datos, COMB parece ser la agrupación más grande de múltiples violaciones jamás publicada en internet.

Dado que un gran número de usuarios reutiliza sus contraseñas y nombres de usuario en varias cuentas en línea, el impacto en los consumidores y las empresas como resultado de esta filtración puede no tener precedentes, ya que estos datos se pueden utilizar para lanzar el relleno de credenciales y otros ciberataques.

Otro problema es el hecho de que los ciberdelincuentes pueden usar los datos de las cuentas de redes sociales de un usuario para acceder a otras cuentas más importantes, como su correo electrónico o incluso su almacenamiento en la nube.

Para evitar robos de credenciales es necesario la autenticación en dos pasos disponibles para iniciar sesión y un administrador de contraseñas.

Si deseas saber si es que alguno de tus correos ha sido afectado e incluido en una base de datos, puedes utilizar Have I Been Pwned, web que te informa al respecto y te avisa (si está en sus posibilidades) qué servicios lo han hecho.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.