La división no ha negado los cargos. | Fuente: Pixabay

El gobierno de Estados Unidos compró una base de datos para el rastreo de celulares de inmigrantes en la nación. Uno de los mecanismos es a través de los juegos de celulares.

De acuerdo con The Wall Street Journal, el estado está rastreando a las personas que ingresen al país con esta compra de datos a la empresa Venntel, la cual se llevó a cabo en 2017.

Hasta la fecha, la base de datos sirvió al servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), además del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras, para luchar contra el narcotráfico y la trata de personas. Sin embargo, ahora se conoce que también está siendo usada para la detención e identificación de migrantes en el país.

Además de esta información, las autoridades se aprovechan de los permisos que dan los usuarios al instalar una app o juego móvil para acceder a su ubicación.  

La Corte Suprema dictaminó en 2018 que los datos celulares obtenidos de las operadoras inalámbricas requieren una orden judicial en virtud de la 4ta Enmienda. Pero, al comprar los datos de firmas como Venntel como lo haría cualquier empresa privada, los abogados del gobierno aprobaron el uso de los datos, según el Journal.

"No discutimos tácticas o técnicas específicas de aplicación de la ley, ni discutimos la existencia o ausencia de capacidades específicas sensibles a la aplicación de la ley", dijo el portavoz de ICE Bryan Cox.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

¿Qué opinas?