El polémico caso de la madre que busca curar el autismo de su hijo con lejía

Laurel Austin, guiada de teorías de internet, proporciona dióxido de cloro a sus hijos con autismo para "curarles la enfermedad". La policía del estado se ha visto convencida de las pruebas de la mujer: notas web y lista de medicamentos firmados por médicos.

La solución MMS mantiene los mismos componentes que la lejía, pero es vendida como "medicamento. | Fuente: NBC

La “solución mineral milagrosa (MMS)” es una teoría de internet que menciona que la lejía es el remedio necesario para el tratamiento de enfermedades como el autismo, cáncer, hepatitis o el VIH. Existen cientos de videos en internet al respecto y el peligro se incrementa cuando se lleva a la realidad.

NBC News ha informado el caso de Laurel Austin, una mujer de 51 años natural de Lenexa, Kansas, y madre de 6 hijos, cuatro de los cuales tienen autismo. Guiada por falsas ciencias de internet, ha empezado a utilizar el polémico tratamiento de dióxido de cloro en su hijo Jeremy, de 27 años, y con Joshua, de 28. Transmite videos llevando a cabo el acto: “Esto es para esperar y orar”.

La Administración de Drogas y Alimentos del país estadounidense ha advertido que la solución que le brinda a su hijo equivale a la lejía industrial, lo cual puede provocarle daños irreparables cuando se ingiere, afectando drásticamente al sistema digestivo y los riñones.

El padre, identificado como Bradley Austin, está buscando obtener la custodia de sus hijos y detener el comportamiento de su exmujer. Sin embargo, ha asegurado que la policía local, la división de servicios de protección para adultos del estado y un médico que atiende a Jeremy se han negado a intervenir. Según la policía, “no había pruebas suficientes de que el dióxido de cloro fuera peligroso”; una trabajadora de casos de los Servicios de Protección de Adultos de Kansas afirmaba que no veía la situación lo suficientemente grave.

El reportaje afirma que Laurel Austin está siendo guiada por Kerri Rivera, una exagente de bienes raíces que se ha convertido en la nueva gurú de esta tendencia. Empezó a sugerir esta solución a los padres autistas desde 2012 y crea videos, hace seminarios y escribe libros para ellos. YouTube y Facebook han eliminado los videos que la promocionan como parte de la responsabilidad de difusión de información errónea sobre la salud en sus plataformas.

La mujer no ha querido declarar ante el medio, pero contestó los correos afirmando que “estaba siendo utilizada como una herramienta vergonzosa con información incorrecta por parte de un padre ausente como medio para reducir o incluso eliminar su obligación de manutención infantil con sus hijos con necesidades especiales autistas”. En su cuenta de Facebook afirma también ser terraplanista y estar en contra de las vacunas.

Agentes federales se acercaron a la casa de Laurel para las investigaciones del caso, Ella les dijo a los oficiales que estaba siguiendo el protocolo de dióxido de cloro de Rivera y dijo que había visto una mejora en el comportamiento de sus hijos desde que comenzó a darles la solución. La policía observó tanto a Joshua como a Jeremy y determinó que parecían estar felices y con buena salud, y ninguno parecía sentir dolor. Presentó notas web sobre su tratamiento y la lista de suplementos de su hijo firmado por una doctora del estado, quien, al ser consultada, confirmó su veracidad. Los oficiales terminaron convencidos y se retiraron del lugar.

En noviembre pasado, un miembro del personal de Options Services, un programa diurno para personas con discapacidades del desarrollo en Merriam, Kansas, llamó a la policía para informar que Laurel Austin le había dado a Jeremy dióxido de cloro en el estacionamiento después de que los miembros del personal se negaron a hacerlo. 

El caso está cerrado para la policía.

¿Qué opinas? 

¿Qué opinas?