Empezar un podcast es emocionante, pero requiere una serie de pautas previas para mantener el ritmo | Fuente: RPP

Con la llegada de los podcasts, el mundo de la radio se ha democratizado. Hoy el usuario es el que dispone y organiza el contenido a su gusto. Las ideas tienen mayor alcance y los formatos se vuelven experimentales. Sin embargo, el mundo es más grande que una propuesta, y cualquiera puede hacer un buen podcast con las herramientas correctas y la guía necesaria. En el Dia Mundial de la Radio, queremos compartir contigo parte de esas estrategias y recomendarte un inicio simple y efectivo.

En mi vida he tenido la posibilidad de hacer varios programas de radio, pero siempre encontraba espacio para hacer podcasts y transmisiones en vivo a través de sistemas como Spreaker. Dedicaba mucho de mi tiempo libre a probar cosas que la radio no me permitía probar, y conocer mediante redes la reacción de mi audiencia. Desde que empecé a hacer podcast, en el año 2011 con uno de tecnología llamado “La Tribu en Línea”, disfrutaba hablar de este tema y editar mi propio material en casa. Sentía que era mi dominio, un lugar baldío que podía transformar en lo que quisiera, sin jefes ni horarios, solo respondiendo a las ganas que tuviera para grabar y editar. Así estuve por 5 años, hasta que decidí hacer YouTube.

Hay que tomar un tiempo para escuchar lo que grabamos, y as+i aprender de los errores | Fuente: RPP

En todo ese tiempo, yo seguía haciendo radio todos los días, pero siempre terminaba encerrándome en un cuarto de hotel o en una esquina de mi casa para grabar, editar y escuchar lo que hacía. Esta rutina me hizo aprender muchas reglas que considero valiosas, las que justamente quiero compartir contigo en este post:

No empieces si no escuchas. Esta regla es, seguramente, la más importante. No puedes empezar un proyecto si no conoces tu mercado. Si hay un tema en el mundo, hay un podcast sobre eso. Averigua quién es el referente, suscríbete a su contenido y analízalo. Aprende de lo que hace, pero no lo copies. Una vez que lo encontraste, busca otros similares, de otros temas, construye tu hábito. Uno tiene interés por varios temas a la vez, y esa pluralidad de voces te servirá para encontrar tu estilo. Hay ideas que obtendrás en otras temáticas que podrás adaptar a tu estilo. Descubre lo que puedas.

Empieza con lo que tengas. Muchos prefieren iniciar este camino invirtiendo en micrófonos, PC y hasta consolas. Olvida eso por un momento y concéntrate en el tipo de contenido que vas a hacer. Lo técnico es parte de un crecimiento. Puede esperar. Lo que no puedes dilatar es definir el proyecto, la temática y lo que quieres comunicar.

No sigas las tendencias. En este mundo, la inspiración suele provenir de nuestros modelos a seguir: programas de radio, personalidades de Internet, alguna película. Son un buen punto de partida, pero recuerda que estas personas disfrutan lo que hacen. No hagas un podcast porque debes hacerlo o por ser parte de la tendencia. Hazlo porque el tema te apasiona, y te divierte compartir lo que dices.

Si no te gusta, no publiques. Algo que debes respetar mucho es la imagen que quieres mostrar a los demás. No se trata de autoestima, sino de estándar. Me ha tocado grabar con gripe, y mi voz no era la mejor en ese episodio, pero me divertí mucho grabándolo. Lo publiqué igual, porque la vibra del episodio era muy buena. A veces, teniendo todo a mi favor en sonido y claridad vocal, sentía que el programa no sonaba bien, no me gustaba lo que oía. No lo publicaba. Así lo haya editado tres horas, decidía no publicarlo. Creo haber desarrollado ese instinto con los años, pero no lo tenía cuando empecé a hacerlo, lo aprendí luego de varias sesiones de prueba. Cualquiera puede, de hecho, sentirse bien o mal con lo que hace. Debes desarrollar esa alerta emocional cuando te enfrentas a tu contenido.

Invierte según tus necesidades. Si en algún momento debes mejorar el audio, invierte en un buen micrófono. Si tus entrevistas no suenan bien, invierte en una grabadora. Si quieres meter más producción al proyecto, invierte en una PC. No se trata, reitero, de tener todo a la mano siempre desde el primer programa. Las necesidades van surgiendo mientras el proyecto cobre fuerza. Incluso comprar almacenamiento extra para episodios es parte de una inversión sabia.

Practica siempre, y trata de escuchar otros podcasts para que tengas una mejor referencia | Fuente: RPP

Cuidado con el contenido de terceros. Si bien puedes tener una gran idea, es importante entender que hay contenido que no creamos, y que puede estar protegido para que un tercero no pueda usarlo. El coro de una canción, el fragmento de un diálogo, una pista musical. Todo ese contenido que no creas está sujeto a pago o a penalidad por uso. Busca servicios que te permitan adquirir pistas musicales libres de copyright, así no tendrás problemas con los algoritmos de contenido en Internet.

Tu comunidad no se forma por ti, sino por tu contenido. Una vez que dices algo, ya no te pertenece. Ya es de la audiencia que lo recibe, y es ella la que reacciona o se involucra emocionalmente con lo que escucha. El contenido está por encima de nosotros, es más valioso que nosotros. Si lo dudas, deja de hacer el contenido que atrapó a algunos, y verás que se van a ir. No significa que tu aporte sea mínimo, pero el error de muchos es el de creer que son ellos el centro de una comunidad, y el contenido pasa a ser secundario. He visto a muchos creer que ellos eran más importantes que el contenido que mostraban, y en un momento uno se ve superado por la presión de complacer a otros sin contenido. Esa gente pasa al olvido. Créeme. Cuando tú quieres ser la figura, la relación con tu audiencia se vuelve vertical, pero cuando el contenido es el importante esa audiencia se vuelve igual que tú, apasionada por el tema.

La monetización. Ganar dinero con un podcast es difícil. No funciona simplemente por hacer que más personas escuchen un programa. Cada episodio es una oportunidad de atraer audiencia. Audiencias más grandes atraen publicidad, y la publicidad genera dinero. Ese dinero puede ser reinvertido en mejorar tus equipos y levantar tu estándar. Pero no se logra anda si el contenido no es atractivo para tu audiencia, pues eso es lo que busca una marca que quiere publicitar un podcast. No solo una audiencia grande, sino una audiencia activa y que habla de tu contenido en redes.

La red de contactos es valiosa. Si hablas de “competencia”, estás condenado a competir siempre y a ver a tus pares como rivales. Si hablas de “colaboración”, estás abierto a participar del contenido de alguien más, y esa oportunidad te permitirá llegar a audiencias nuevas. Busca a tus pares, síguelos en redes, crea tu propio sistema de colaboradores, colabora con otros. En Internet es la manera más efectiva para crecer. No tengas miedo de poner a alguien mejor que tú en tu propio espacio, pues el espacio sigue siendo tuyo. No tengas miedo de aparecer en el espacio del otro, pero respeta su espacio dando lo mejor de ti. En estos años, he aprendido a conocer gente maravillosa en diferentes lugares del mundo que te contesta con una sonrisa, y te graba con gusto un audio por WhatsApp.

Constancia, constancia, constancia. Prueba y error, persistencia, aprender de los golpes, llámalo como quieras, pero sigue haciendo intentos por mejorar. Esto es una relación. Debes enamorarte del proceso. Si no estás comprometido emocionalmente, y solo piensas en la fama como un resultado, pues no es el camino. No es fácil hacer esto, requiere de mucho esfuerzo, de días en que la métrica no sube, en que la crítica te mata, en que no parece que vaya a funcionar. Son muchos los momentos en donde te vas a caer y, sin ánimo para el desánimo, habrá momentos en donde dejes de hacerlo, semanas incluso. Siempre analiza qué quieres lograr, y cuando logres ver el objetivo, comprométete a lograrlo.

Espero que estas reglas te sirvan como base para el proyecto de tu vida. Así hagas dos episodios, disfrútalos. Es liberador saber que hablas sobre algo que te apasiona, y una persona al otro lado de la red te aprueba con un “like”, o un “sigue así”. Vale la pena, cada vez que ocurre.

¿Qué opinas?