El Campeonato Mundial de League of Legends está a la vuelta de la esquina y los fanáticos ya están sintiendo la fiebre mundialística. Este año, todas las miradas estarán centradas en Seúl, Corea del Sur, meca de los esports y sede del presente Worlds

Este evento no siempre se realizó en estadios, sino que comenzó como una atracción terciaria en una convención de Europa. El nivel de su producción, como de sus jugadores fue aumentando año tras año, marcando hitos que repercutieron en la escena de los esports en general. 

Este 2018 nos enfrentamos a las Worlds 2018 sin su máximo rey, SKT T1, pero con jugadores peruanos que participarán de él, por lo que nos espera un evento único y sin precedentes.

2011: La primera edición del campeonato se realizó como un pequeño evento dentro del Dreamhack de Suecia. El nivel del juego y la producción era bajísimo, pero marcaría el inicio de los esfuerzos de Riot Games por consolidar año tras año al evento. El ganador fue Fnatic, compuesto por xPeke, Cyanide, Shushei, Lamia y Melisan, quienes se llevaron a casa 99,500 dólares.

2012: Es increíble el avance que tomó el evento en un año. La temporada 2 se transladó a Los Angeles en un escenario dedicado y con una inauguración con orquestas que sorprendía a propios y extraños. Riot Games dio el salto en los esports y coronó a Taipei Assassins (TPA) como el ganador del campeonato y de 2 millones de dólares

2013: Este año sería el origen de la leyenda de SK Telecom T1. Con un joven Faker que ya se perfilaba como uno de los mejores del mundo, Impact, Bengi, Piglet y PoohManDu derrotaron a Royal Club en el mítico Staples Center de Los Angeles y se llevaron a casa 2,050,000 dólares.

2014: Otra vez Riot rompe los esquemas de un evento de esports y celebra la gran final de la cuarta temporada en el Estadio Olímpico de Seúl, Corea del Sur, frente a 40 mil espectadores con la canción de Warriors - Imagine Dragons, de fondo. Los locales, Samsung Galaxy White (Looper, Dandy, Pawn, Imp, Mata), hicieron respetar la casa y derrotaron a Royal Club, ganando 2,130,000 dólares.

2015: La quinta edición sería la segunda estatuilla mundial para SKT T1 ahora con Marin, Bengi, Faker, Bang y Wolf. En el Mercedez-Bens Arena de Alemania, SKT derrotó a ROX Tigers y ganaron 2,130,000 dólares.

2016: El premio ascendió súbitamente hasta los 5.7 millones y cerraron la trilogía de SKT, quienes se impusieron a Samsung Galaxy por 3 a 2 en el Staples Center.

2017: El año de la caída del campeón. En el estadio "Nido del pájaro" en China, la final del 2016 se repetiría, pero ahora con un Samsung Galaxy con sentimiento de venganza. Con un 3 a 0, Samsung Galaxy terminaría con la hegemonía de SKT y marcaría un nuevo inicio en el panorama competitivo del mundo.

2018:  Invictus ganaría por primera vez un campeonato mundial y lograría el gran premio de $ 843,750, además de la Copa del Invocador en partidas donde demostró una superioridad increíble en decisiones y jugadas individuales y colectivas frente a un desdibujado Fnatic.

¿Qué opinas?