Guía de compras | ¿Qué consola comprar esta Navidad?

Cada año, la pregunta de muchos vuelve a ser ésta. En Progamer te daremos algunos datos para hacer la decisión que más se ajuste a tus necesidades y, lógicamente, a tu bolsillo.

| Fuente:

Con la salida al mercado de la Nintendo Switch en marzo del año pasado, el mercado de las videoconsolas se ha visto nuevamente agitado. Aún cuando su ventaja es todavía abrumadora, la supremacía de la PlayStation 4 ha ido ralentizándose ante la aparición de la Nintendo Switch y en cierto modo debido al impacto sobre las versiones revisadas como la Xbox One X y la PS4 Pro.

Una situación ideal es la del jugador que tiene los recursos para comprar las 3 consolas, pero la realidad es que a veces tener otras prioridades -la vida adulta- nos limita a tener que elegir, ya sea una consola para nosotros o para nuestros hijos o sobrinos. Estas fiestas que se acercan nos llevan nuevamente a enfrentar esa interrogante: ¿qué consola debería elegir?

En Progamer haremos una comparativa actualizada, en la que brindaremos algunos datos para poder orientar tu decisión y elegir la más conveniente de acuerdo a tus necesidades.

Características y diseño

 Primero corresponde hacer una comparativa a nivel técnico de lo que tiene cada consola, incluyendo en este caso a las versiones revisadas como la Xbox One X y la PlayStation 4 Pro.

| Fuente: Progamer

A simple vista, la superioridad técnica de la Xbox One X es más que evidente, siendo capaz de mover varios de sus títulos tanto "console exclusives" como algunos multiplataforma a impresionantes 4K nativos, algo de lo que hablaremos más adelante en el apartado correspondiente. En esencia, tiene el mismo SoC que los de la PlayStation 4 Slim y Pro, y además de las One S, pero con un CPU (núcleo de procesamiento) llevado a una frecuencia de 2.3 GHz, así como su GPU (núcleo gráfico), que alcanza los 6 TFLOP, que en lenguaje sencillo es un indicador para medir la capacidad de una CPU y GPU de hacer cálculos matemáticos. Y todo esto con un diseño menor en tamaño que una PS4 Pro e incluso ligeramente menor al de la One S. Eso sí, pesando un poco más. Por su lado la PS4 Pro es también una máquina poderosa, pero a un costo: mayor tamaño, sonido y consumo energético.

En las consolas de menores especificaciones, la torta se voltea un poco en favor de la PS4 Slim, con un diseño con 40% menos volumen que la PS4 original, además de un menor consumo energético y un ventilador mucho más silencioso que aquella turbina de avión que era la PS4 original. Además no cuenta con el defecto del botón Eject que tenía el anterior modelo y que tantos dolores de cabeza a dado a miles de usuarios. De las consolas que son únicamente de sobremesa -es decir, no incluyendo a la Switch- es la más ligera y potente a la vez Aún así, la salida de audio óptico es algo que se deja extrañar en esta versión, además de ser algo con lo que su rival directo, la Xbox One S, sigue contando. Esta última, por su parte, aún destaca sobre la PS4 Slim por ser la única de ambas que es capaz de reproducir contenido en 4K (vía streaming o usando su lectora de Blu-ray).

La Nintendo Switch por su parte -y aunque es en toda regla la de menores especificaciones- tiene algo que las demás no: portabilidad, esa capacidad de poder llevar la consola a cualquier parte sin mucho aspaviento. Esto es algo altamente valorado por muchos jugadores, quienes por algún motivo no puedan estar en su casa todo el tiempo que quisieran o que simplemente quieran jugar incluso hasta en el baño. Para una persona viajera o muy activa, indudablemente la Nintendo Switch será la compañera ideal de aventuras.

La menor en especificaciones, pero cuyo éxito es en parte a su portabilidad. | Fuente: Progamer

Un tema aparte es la capacidad de almacenamiento, en donde tenemos un sorprendente límite teórico con las consolas de Microsoft: hasta 32 TB, aprovechando que su sistema operativo es capaz de reconocer hasta dos unidades de almacenamiento -una por puerto USB- y hasta 16 GB en cada uno. Claro está que nadie es capaz de aprovechar esas cifras actualmente, además que sólo dicho almacenamiento costaría más que la propia consola. Por su lado, las consolas de Sony alcanzan un límite teórico de 10 TB, de los cuales son hasta 2 TB internos y 8 TB externos. Cabe decir que el modelo original podía alcanzar hasta los 16 TB totales, gracias a un accesorio: el Nyko Power Bank, que te permitía tener hasta 8 TB internos, sumado a los 8 externos. La Nintendo Switch, con sus juegos de mucho menor peso, aguanta hasta 2 TB hasta el momento.

Catálogo de juegos multiplataforma y exclusivos

Salvo por la relativamente reciente aparición de la Nintendo Switch, la mayoría de juegos se encuentran en todas las consolas. Si hablamos de números, al cierre de esta edición las cosas están así:

  • PlayStation 4 (incluye versiones Slim y Pro): 1852 juegos.
  • Xbox One (incluye versiones S y X): 1830 juegos.
  • Nintendo Switch: 1256 juegos.

Si bien esos son los números puros y duros, al de Xbox One podríamos bien agregarle la cantidad de los juegos de Xbox 360 incluidos en su programa de retrocompatibilidad, que al día de hoy suman 555 juegos. Tomando eso en cuenta, podríamos decir que en total en la Xbox One se pueden jugar 2385 juegos, cifra con la que, al menos en cantidad, consiguen superar a las firmas japonesas.

Si bien el catálogo de la One era menor que el de la PlayStation, con su programa de Retrocompatibilidad amplía la gama de opciones para los jugadores. | Fuente: Xbox

Estos números, acompañados del desempeño de su consola más potente, la One X, hacen de Xbox una opción bastante atractiva, salvo por un detalle que hasta hoy sigue siendo el talón de Aquiles de la compañía dirigida por Phil Spencer: los exclusivos.

Se vea por donde se vea, y aunque de cara al público -y sobre todo a la prensa- las intenciones de Microsoft sean llevar más juegos a todo el mundo, la cantidad de exclusivos siempre serán un trago amargo o al menos algo difícil de digerir para los fans, ya que no sólo se habla de cantidad sino también de calidad. Basta ver que los dos últimos premios a Juego del Año (GOTY) se los llevaron títulos absolutamente exclusivos de la competencia: The Legend of Zelda: Breath of the Wild (Nintendo Switch) y God of War (PlayStation 4). Mientras que es más complicado convencer a un fan acérrimo de la competencia a cambiarse de bando -porque así son los fanboys-, Microsoft optó por hacer sus títulos "Play Anywhere", con lo que si bien amplió sus posibilidades de vender más juegos, limitó de manera drástica sus potenciales ventas de consolas, al punto que hoy por hoy la Nintendo Switch está en camino a alcanzarlo en ventas, a pesar de haber sido lanzada recién a principios del 2017.

Entonces, para ser objetivos colocaremos el número de exclusivos por cada plataforma, para lo cual contaremos sólo los que hayan salido única y exclusivamente en dicha plataforma, por lo cual no estaremos contando títulos que hayan salido también y a la par en consolas de generaciones anteriores o sean retrocompatibles exclusivos. Esto quiere decir que no contaríamos títulos importantes como Persona 5 -que salió tanto para PS4 como para PS3-, ni Gears of War 2 -disponible por Retrocompatibilidad de Xbox 360-, ni tampoco el famosísimo The Legend of Zelda: Breath of the Wild -que también salió para WiiU. Tampoco los que inicialmente fueron exclusivos pero ya no lo son -como Crash Bandicoot N'Sane Trilogy o Sunset Overdrive. ¿La razón? Pues la diferencia se amplía. (PS4: 680, Switch: 406 y Xbox One: 206).

  • PlayStation 4: 283 exclusivos, con títulos resaltantes como Uncharted 4: A Thief's End, Bloodborne, Horizon Zero Dawn, Marvel's Spider-Man y el GOTY 2018: God of War.
  • Nintendo Switch: 191 exclusivos, con títulos resaltantes como Super Mario Odyssey, Super Smash Bros Ultimate, Pokémon Let's Go Eevee/Pikachu y Octopath Traveler.
  • Xbox One: 26 exclusivos, con títulos resaltantes como Halo 5: Guardians, Halo: The Master Chief Collection, RARE Replay y Forza Motorsport 5

(Fuente: Gematsu)

 

Sony sigue apostando por títulos exclusivos, como el ganador a GOTY 2018, God of War. | Fuente: SIE

Con esto podemos sacar también la siguiente data:


1. El porcentaje de títulos exclusivos por consola, respecto al total de títulos lanzados es de 15.3% para la PS4, 15.2% para la Nintendo Switch y 1.4% para la Xbox One.

2. En menos de 2 años, Nintendo Switch tiene un mayor índice lanzamiento de títulos exclusivos (8.7 al mes) que PlayStation 4 (4.6 al mes) y Xbox One (0.4 al mes).

Como dato curioso, 71 de los títulos exclusivos de Sony son de PlayStation VR, lo que quiere decir que incluso este periférico tiene más exclusivos que la Xbox One. Se incluyeron porque  el PS VR es sólo un periférico, no una consola y porque además necesaria y exclusivamente funcionan en una PS4.

Vale la pena mencionar que este aspecto muchas veces es a libre preferencia del consumidor. Si eres fan de la saga de Kratos o te gustan los juegos de anime japonés, seguramente te decantarás hacia una PS4; si eres fan de Pokémon, sin duda irás por una Switch y si eres seguidor de Halo, sin pensarlo dos veces elegirás una Xbox One.

IMPORTANTE: Si eres de los que sólo les interesa los juegos de fútbol -dígase PES o FIFA- te interesará saber que PES 2019 está sólo en PS4 y Xbox One, mientas que FIFA 19 está en las 3 consolas, aunque con downgrade gráfico en la Switch. Sobre esto, no sólo en Perú sino a nivel mundial la mayoría juega PES en PS4. En FIFA a nivel local también domina PS4, aunque a nivel mundial la cosa anda mucho más equilibrada. Si quieres jugar con tus amigos a nivel local o por intenet, deberás tomar estos datos en cuenta.

Desempeño

En este apartado y tal como lo veíamos por las especificaciones técnicas, la consola más potente es sin duda la Xbox One X. Muchos de sus títulos corren a 4K nativos y en algunos casos -como Forza Horizon 4- llegando a los 60 fps, con lo que le sacarás el máximo provecho a tu televisor 4K con HDR. Hay cientos -incluso miles- de videos en YouTube en los que podemos comprobar la superioridad gráfica de la One X frente a las otras consolas en distintos juegos, por lo que es la opción idónea si lo que buscas es la mejor experiencia gráfica. Incluso si no tienes una TV 4K, la mejora en Full HD también se nota, aunque para que valga la pena la inversión lo recomendable sigue siendo tener una TV 4K.

Después se encuentra la PS4 Pro. Aunque es menos potente, en muchas ocasiones la diferencia es poco perceptible frente a sus versiones de One X para la gran mayoría de gente. Sorprende ver títulos realmente exigentes a nivel gráfico que son proyectados en 4K (reescalado) y que con HDR se ven realmente bien, como Horizon Zero Dawn o God fo War. Si eres fan de la consola de Sony, la compra vale la pena, pero si ya tienes una versión básica de PS4 y sólo eres de juegos más casuales, quizá no valga tanto la pena la inversión.

 

 

La más potente a nivel gráfico | Fuente: Internet

Con un desempeño bastante similar, les siguen la PS4 Slim y la Xbox One S. Ciertamente son consolas menos potentes, pero suficientes para la mayoría de juegos, sobre todo si son para los pequeños de la casa. Vienen en diseños bastante delgados y en el caso de la One S, bastante bonitos. Es de resaltar que la One S sí representa una mejora frente a su versión anterior, con algo más de potencia para equipararse a la PS4 Slim. En cualquiera de los dos casos tenemos consolas energéticamente eficientes, silenciosas y con un desempeño bastante aceptable, por lo que si no eres un obsesionado por la potencia gráfica, ambas valen totalmente la pena.

La Nintendo Switch muestra por su parte un gran trabajo de optimización de la mayoría de sus juegos -y hacemos énfasis en "mayoría"- lo cual es sorprendente para una consola que por su naturaleza híbrida cuenta con hardware algo más limitado. Pese a que en modo portátil el desempeño gráfico podría disminuir hasta un 40%, juegos multiplataforma como Dragon Ball FighterZ o exclusivos como Super Mario Odyssey corren increíblemente bien. Con otros juegos como Crash Bandicoot Nsane Trilogy y Xenoblade Chronicles 2 la consola tiene sus altibajos y finalmente con juegos como Doom o Wolfenstein 2 The New Colossus la consola sufre en demasía. Es, después de todo, una consola orientada a juegos menos exigentes o gráfico demandantes. Su fuerte y gran valor siempre será la portabilidad.

 

 

Controles

El tema de los controles cubre aspectos como el de comodidad, costo y duración de batería; pero al ser el primero un tema muy subjetivo, es conveniente primero describir las características de los mismos para que puedan hacerse una idea más objetiva del asunto. Es importante mencionar que si bien el control Pro de Nintendo Switch no viene incluido con la consola, es válido compararlo también con los otros debido a sus similares características, sobre todo cuando los joycon son radicalmente diferentes.

 

| Fuente: Progamer

Lo primero que notaremos es que el control de Xbox One es un poco más pesado que los otros, lo cual puede verse como cómodo o incómodo dependiendo del tipo de juego y persona que lo utilice. Ciertamente, con la salida de la One S, Microsoft ha presentado una mejora en el diseño de sus mandos, colocándole -por fin- conexión Bluetooth y un conector para audífonos, los cuales no estaban en la primera versión. La disposición de los joysticks análogos se mantiene de su universalmente aclamado mando de Xbox 360 y de éste también mantiene su compatibilidad para hacerlo el más fácil de configurar para jugar en Windows 10. No importa la plataforma de PC en la que juegues: conectas el mando por Bluetooth o cable USB y listo, no tienes que hacer más. Además, el diseño de sus bumpers y su solidez lo hace ser un mando más cómodo para juegos de aventura, de carrera o shooters.

Es también conocido por tener una enorme cantidad de diseños, los cuales incluso puedes personalizar si los compras directamente de la página de Xbox. Tiene versión Elite, pero que lamentablemente no cuenta con Bluetooth como en su versión de One S. Sería un mando casi perfecto, de no ser por algo ampliamente criticado: usar pilas. Esto puede verse como positivo o negativo en cuestiones de comodidad, pero indudablemente es negativo en cuestiones de costos, ya que las pilas son un gasto adicional recurrente, el cual se puede disminuir si se compran baterías recargables (50 soles en promedio con su cargador) o el battery pack oficial de Microsoft que cuesta 20 dólares más. Lo peor es que ni siquiera viene con cable micro USB incluido para jugarlo conectado, por lo que tendrías que conseguirte alguno.

Por su lado, el DualShock 4 es un mando que introduce un sólo cambio frente a su versión anterior -la de la primera PS4- la cual es una línea led iluminada en el panel táctil. No es que tampoco lo hubiese necesitado tanto cambio, ya que el DualShock 4 es un mando en general bastante cómodo para la mayoría de situaciones. Mantiene un diseño algo continuista respecto a los modelos de consolas anteriores de la misma familia, y su vibración no es la más destacada, pero sus dimensiones le hacen acomodarse mejor a todo tipo de tamaño de manos, desde las de niños hasta las de adultos; además de contar con giroscopio y sensor de movimiento. También es el más "social-friendly", ya que cuenta con un botón dedicado para compartir capturas de imágenes o video de gameplay directamente en tus redes sociales asociadas a la consola. El panel táctil fue en su momento una característica bastante llamativa, pero a la fecha hay pocos juegos que han sabido o querido explotarlo. Aún así, el DualShock 4 es uno de los favoritos de los jugadores de esports, por su bajísimo input lag, por lo que lo hace ideal para juegos de pelea y deportes como PES y FIFA.

Respecto a su compatibilidad, algunas actualizaciones le permiten usarlo tanto en PS3 como en PC, pero de manera algo más limitada. En el caso de la PC, ya cuenta con soporte nativo en Steam aunque para las otras plataformas todavía se necesite de un software adicional no oficial que emula la conexión con un mando de Xbox One. Pero la característica más criticada del DualShock 4 es la duración de su batería, la cual en el mejor de los casos dura 8 horas. Para sesiones cortas esto no es mucho inconveniente, pero para las maratónicas se hace una necesidad mantenerlo conectado a través de su cable USB, lo cual le disminuye la sensación de comodidad.

La Nintendo Switch trae los mandos más innovadores en años: los joycon. Éstos se pueden enganchar o desenganchar de la tableta a voluntad, dándoles una enorme versatilidad en estilo de juego, ya que literalmente puedes jugar con cualquier amigo en multiplayer local simplemente sacando ambos joycon. Además introduce el HD Rumble, motores de vibración inteligente que permiten una sensitividad como ninguna otra en vibración de consolas. Su batería dura hasta 10 horas, pero hay juegos que los sobre exigen y pueden terminar durando hasta 4. Son mandos que se ajustan mejor a manos pequeñas, lo que los hace ideales para los niños en casa, pero ese mismo motivo obliga a un adulto a jugar conectándolos al joycon grip o en el mejor de los casos comprar un Pro Controller.

Y es que justamente muchos de los juegos de la Nintendo Switch están pensados para disfrutarse mejor con un Pro Controller, mando que lamentablemente no viene incluido con la consola. Éste cuenta con muchas de las características de los joycon, como el giroscopio, HD Rumble y NFC para leer amiibos, pero con un diseño que es mucho más cómodo para una mayor amplitud de personas. Lo destacado de éste mando no sólo es su conectividad USB-Type C, sino la monstruosa duración de su batería -hasta 40 horas y con sólo 1300 mAh- lo que te permite realizar maratónicas sesiones de fines de semana sin tener que cargar el mando una sola vez. Sólo podría criticarles que sus gatillos son los menos destacados de entre todos los controles de consolas.

Cada uno con sus propias ventajas y desventajas | Fuente: Progamer

Servicio Online

Para quienes no estén muy informados, es necesario mencionar que para poder acceder a jugar online en consolas, ya sea en single player pero sobre todo en multijugador, es necesario pagara una suscripción anual sea PlayStation Plus, Xbox Live Gold o Nintendo Switch Online. Para poder entender y sopesar una decisión, es necesario no sólo tener en cuenta el costo -algo que ha sido criticado por años, ya que en PC no se paga un centavo para esto- sino también lo que incluye el servicio y de qué manera se brinda.

Revisemos uno por uno:

PlayStation Plus (60 dólares)

El servicio de Sony cuenta con modalidad de pago mensual, trimestral o anual, siendo definitivamente más conveniente la anual, la cual en ocasiones como Black Friday ha llegado a costa 39 dólares. Te permite subir automáticamente tus partidas guardadas a la nube y mantenerlas ahí mientras sigas suscrito o hasta 6 meses luego de haber cancelado tu suscripción. Por la suscripción incluye 14 días gratis y algunos juegos "prestaditos" que te puedes descargar y jugar mientras sigas suscrito: 2 juegos de PS4, 2 de PS3 y 2 de PS Vita, aunque a partir de marzo de 2019 sólo serán juegos de PS4 con una cantidad que todavía no se confirma.

Es actualmente el servicio con mayor cantidad de jugadores, pero a su vez el que ha tenido mayor cantidad de problemas tanto de inestabilidad como de seguridad, de modo que es algo que debes tener en cuenta si sueles dejar tus tarjetas de crédito configuradas para débito automático.

Xbox Live Gold (60 dólares)

Microsoft hace lo suyo al mismo precio que el servicio de Sony, pero llegando en ocasiones con mejores ofertas promocionales. También puedes guardar automáticamente tus partidas en la nube y aunque ya no estés suscrito, Xbox no borra tus datos sino que te permite descargarlos a un almacenamiento externo como respaldo. Para la suscripción incluye un mes gratis de prueba y mensualmente te "presta" 2 juegos de Xbox One y 2 retrocompatibles de Xbox 360 los cuales en ocasiones vienen mejorados para la nueva plataforma. Como dato adicional, tiene un servicio complementario independiente llamado Xbox Game Pass, por el cual, por un pago mensual tienes acceso a una librería de más de 500 juegos para poder jugarlos cuando quieras y en donde están incluidos varios juegos de estreno "console esclusive" de Xbox One.

En balance, sería probablemente el mejor servicio de los 3, de no ser porque no cuenta con la amplia cantidad de jugadores que tiene PlayStation Plus, aunque a su vez, eso lo hace más estable y seguro.

Nintendo Switch Online (20 dólares)

El más reciente de los 3. En costo es el más económico sin duda, pero entendiendo que en la WiiU el online no se cobraba, esto no fue recibido con júbilo por parte de la comunidad. Su tarifa puede ser menor si decides suscribirte a un paquete familiar, en cuyo caso el costo puede resultar de hasta 5 dólares anuales. También puedes subir tus partidas a la nube, pero en primera instancia Nintendo confirmó que si perdieses tu suscripción, tus partidas en la nube serían inmediatamente borradas. Ante la presión de la prensa y la comunidad, Nintendo cambió esta política y decidió mantenerla hasta por 6 meses luego de vencida tu suscripción.

Mensualmente te permite acceder a juegos clásicos de la NES -lo cual nos hace preguntarnos si pensaron que esto podría desaparecer el interés por adquirir una NES Classic Edition- que si bien no fue aclamado, al menos se agradece. Lo criticable es la estabilidad de su servicio online, que ahora al ser de pago mucha gente esparaba mucho más estable. Pese a ello, recientemente con la salida de Super Smash Bros Ultimate reveló tener serias deficiencias que hacer incómoda la experiencia sobre todo para quienes juegan de manera competitiva.

Por primera vez es de pago, pero las críticas han sido muy duras | Fuente:

Ojo, el servicio online es opcional, pero hoy por hoy la gran mayoría de juegos cuenta con funcionalidades online -Call of Duty Black Ops 4, Destiny 2, Battlefield V, etc-, por lo que es altamente recomendado. Aún así, hay juegos populares como Fortnite, que no lo necesitan.

Extras

Fuera de las características, es importante ver cuál es el valor agregado de cada consola. Quizá la mayor caracterírtica adiccional de Xbox One sea su retrocompatibilidad, lo que le permite a quienes todavía guardan su disco de Xbox 360 poder jugarlos en su nueva consola y en muchos casos con mejoras gráficas. Es una ventaja sobre la PS4, de la cual sus usuarios tendrán que prender todavía su PS3 si quieren volver a jugar títulos de esta consola, esperar a que Sony lance una versión remasterizada, o suscribirse a PS Now, por lo cual tendrían que pagar nuevamente. Por otro lado, tanto las versiones One S y One X cuentan con un reproductor de blu-ray 4K, valorizado independientemente en un mínimo de 200 dólares, lo cual es un gran ahorro. No es la mejor reproducción disponible, pero que al menos se pueda es un importante plus. También su Xbox Play Anywhere permite jugar varios títulos que hayas comprado digitalmente en tu PC con Windows 10.

Xbox es una mejor plataforma si aparte de jugar buscas convertir a tu consola en un centro de entretenimiento digital, además de ser la única con soporte Dolby Atmos, y teclado y mouse de manera nativa -Razer ya anunció su partnership para esto-.

 


El periférico de Sony que ha ido mejorando con el tiempo | Fuente:

Por el lado de Sony, la PlayStation 4 es la única plataforma que de momento admite títulos en Realidad Virtual, gracias a su periférico PlayStation VR, que localmente ha llegado a los 999 soles. Habiendo superado las más de 3 millones de unidades vendidas, Sony ha lanzado durante este tiempo más de 70 títulos exclusivos de VR, los cuales como dijimos ya suman más que los de la propia Xbox One. Si bien tuvo un inicio incipiente, hoy por hoy cuenta con títulos que justifican su compra como Astrobot Rescue Mission, Beat Saber, Tetris Effect, Rez Infinite, entre otros. También vale mencionar que la interfaz de PS4, si bien es más simple, es mucho más amigable que la de Xbox One, la cual está basada en la de Windows 10, además de ser la única que permite hacer streaming directo en YouTube.

Remote Play no sólo te permite jugar los juegos de tu PS4 en una PC, como lo hace el Play Anywhere de Xbox, sino que también puedes continuar tus partidas en una PS Vita o en un smartphone Sony Xperia.

En este punto Nintendo Switch sólo tiene de fuerte a su portabilidad, aún cuando esto no es poco de ninguna forma. Recientemente ha incluido una aplicación de YouTube, que junto a la de Hulu son las únicas disponibles en el dispositivo. Aunque Nintendo ha justificado esto en que la Switch es un dispositivo para jugar, vale recordar que incluso la propia WiiU contaba con YouTube, Netflix y Crunchyroll.

Precio y disponibilidad

Aquí es donde muchos ponen más interés. Inicialmente los precios fueron los siguientes:

  • Xbox One X: 499 dólares.
  • PS4 Pro: 399 dólares.
  • Nintendo Switch: 299 dólares.
  • PS4 Slim: 299 dólares.
  • Xbox One S: 249 dólares. 

Gradualmente se han ido regulando y en la campaña de Black Friday hemos llegado a encontrar One X a 399 dólares, PS4 Pro con un juego incluido al mismo precio o sin él hasta en 330 dólares. Por el lado de las consolas de menos potencia, han habido One S a 199 dólares y PS4 Slim a 249, y por el lado de la Switch un bundle con Super Smash Bros Ultimate hasta en 299 dólares. 

El problema es su disponibilidad en el mercado local. Esto debido a que en Perú estas consolas son importadas por distribuidores grandes que fijan los precios que vemos en tiendas por departamento o retailers en general. Al no haberse lanzado oficialmente en el país, es menos común ver Xbox One en tiendas oficiales, a diferencia de Nintendo Switch o PlayStation, las cuales sí tienen representación local. Muchos alegan a que el Perú es "sonylandia", lo cual resulta cierto, pero más que por acción de Sony es por dejadez de Microsoft, quedando esto comprobado con la alta aceptación que ha tenido la Nintendo Switch en el país. Esto hace que el consumidor de Xbox promedio, aparte de ser minoría, tenga que recurrir a los canales alternativos para comprar consolas o juegos físicos. Sin embargo, se ve de alguna manera recompensado en costos de juegos digitales, ya que les es posible comprar en la store argentina o en la turca, en los que el precio de cambio hace que los juegos resulten mucho más baratos que sus versiones de otras consolas.

Menos gente con quién jugar, pero menor inversión en juegos. Una de cal y otra de arena para los usuarios de Microsoft.

La posibilidad de comprar en las store argentina o turca le dan un valor interesante a la consola de Microsoft | Fuente: Xbox

Conclusiones

En el mundo de las consolas todo depende de gustos, así que trataré de resumir qué tipo de persona elegiría cada consola de acuerdo a sus preferencias.

La Xbox One es la consola ideal para quienes no sólo busquen jugar sino tener un centro de entretenimiento. La versión One X es además la más poderosa de entre todas las consolas y le saca el máximo provecho a un televisor 4K. Es además la plataforma más idónea si no tienes una PC para juegos y si sólo te interesan los juegos multiplataforma single player, en donde tendrá un desempeño sublime. Además puedes ahorrar mucho comprando juegos en stores de otros países, pero antes de comprarla es necesario asegurarse si vas a tener con quién jugar.

La PlayStation 4 es la consola más adecuada si lo que quieres es jugar con amigos de todas la edades y gente de muchos más países de manera online. Aunque su conectividad online es menos estable, es donde más gente hay. Su popularidad hace que sea la favorita de los que tienen como predilectos a los juegos de deportes como PES o FIFA o a los que quieran gozar del más amplio catálogo de juegos exclusivos como Uncharted, God of War, The Last of Us, Bloodborne, Marvel's Spider-Man, entre otros. También es ideal si disfrutas de muchos juegos de anime japonés, los cuales suelen salir sólo en PS4 y PC; además de ser la única de momento que tiene juegos en Realidad Virtual.

La Nintendo Switch es la consola idónea ya no sólo si tienes niños en casa -sus juegos ahora distan de ser sólo infantiles-, si no también si eres de las personas que viaja constantemente y aprovecha sus tiempos libres en el trabajo para avanzar sus juegos. Además cuenta también con muchos títulos exclusivos y aclamados por la crítica como The Legend of Zelda: Breath of the Wild, Super Mario Odyssey, Super Smash Bros Ultimate y a donde llegarán los siguientes juegos de la franquicia Pokémon. Personalmente es un gran acompañante si ya tienes una PC potente para videojuegos multiplataforma. Ya ha superado en ventas a la PS Vita, y se está empezando a consolidar como la plataforma predilecta para JRPG y visual novels. Evidentemente no es ideal para quienes tengan a la potencia como una de sus prioridades.

Ahora que tienes los datos, ¿cuál escogerías?

Este artículo fue redactado por Erich García, el especialista en tecnología y animación japonesa de Progamer.

 

¿Qué opinas?