El Chavo del Ocho: las duras críticas que recibió a lo largo de su historia

Hubo una época en que el contenido de la teleserie fue calificado por la crítica como "vulgar", "bobo e insulso", "enajenante" y "no recomendable".
Uno de los temas que más críticas negativas generó fue la violencia explícita a través de los golpes e insultos entre algunos de los personajes. | Fuente: Televisa

"El Chavo del Ocho" pasará a la historia como uno de los programas exitosos en la historia de la TV mundial. No obstante, el camino que recorrió para calar en  el corazón de los fanáticos no siempre estuvo lleno de elogios, hubo una época en la que la teleserie fue tildada de  "vulgar", "boba e insulsa" y "no recomendable", entre otras críticas.

Canal donde se emitió. La teleserie creada por Roberto Gómez Bolaños fue  producida por Televisión Independiente de México que en ese entonces se transmitía por el canal 8 (de ahí el nombre "El Chavo del Ocho"), pero tiempo después acabaría emitiéndose por la señal de Televisa. Fue emitida por primera vez el 20 de junio de 1971.

Las críticas. A partir de los primeros capítulos obtuvo una recepción mayormente negativa, ya que su contenido era calificado como "vulgar". Uno de los temas que más críticas negativas generó fue la violencia explícita a través de los golpes e insultos entre algunos de los personajes.

Países que rechazaban la serie. En Colombia, el gobierno buscó prohibir su difusión al considerarlo como un “programa enajenante”, mientras que en Brasil algunos ejecutivos de la cadena SBT lo calificaron como "no recomendable" para su difusión.

En una encuesta llevada a cabo en Ecuador, en 2008, a más de 1400 padres de familia y niños, se concluyó que los golpes que les da Don Ramón a los niños de la vecindad, así como las bofetadas de Doña Florinda a este, representan una mala influencia para la audiencia infantil.

Ecuador su primer aliado. Sin embargo, fue precisamente Ecuador uno de los primeros países en Sudamérica  en proyectar "El Chavo del Ocho". "En ese entonces nadie nos quería, pero después de ver que en Ecuador tenía mucho éxito, (el programa) comenzó a venderse en todos los países, en toda América, hasta en Brasil, doblado en portugués”, reconoció Chespirito en una entrevista en 2006.

Las críticas recibidas quedaron en el olvido conforme la teleserie arrasaba en audiencia a nivel mundial: más de 91 millones de espectadores diarios, traducido a 50 idiomas y el recuerdo de cada uno de los personajes en el corazón de varias generaciones.

Sepa más:
¿Qué opinas?