Busca ofertas: Cuando ya hayas elegido un destino, coloca las fechas tentativas en aplicaciones y webs para comparar y encontrar mejores precios en hostales y servicios. | Fuente: Flickr

Tener un presupuesto limitado no debe ser una excusa para no emprender ese viaje que te quita el sueño. Porque, así como existen planes de lujo, puedes optar por otras formas de viajar, en las que, con mucho ingenio y actitud, te asegures de no despilfarrar ni un centavo de más.

Si te gusta investigar, sabes cómo administrar tu dinero correctamente y sigues estos 10 consejos, tu esperado viaje se hará realidad.

1. ELIGE DESTINOS CERCANOS

El Perú tiene muchos lugares por descubrir, solo tienes que elegir uno y comprar tu pasaje con anticipación. En los últimos años, nuevas aerolíneas han ingresado al mercado local. Viva Air, LC Perú, Peruvian y Copa Airlines ofrecen vuelos baratos a Cusco, La Libertad, Cajamarca y otros destinos nacionales.

 2. COMPRA TUS PASAJES CON ANTICIPACIÓN

Milagros Vera Colens, periodista de viajes y bloguera de Checklist Viajero, asegura que ahorrarás mucho dinero si compras los pasajes aéreos con aproximadamente seis meses de anticipación (en caso de los destinos internacionales) y con tres meses si se trata de ciudades al interior del país. 

Si vas a viajar por tierra, también es recomendable comprar tus pasajes con tiempo. Hacerlo te permitirá encontrar promociones que puedes aprovechar. “Hay empresas formales que ofrecen asientos desde S/29 y a múltiples destinos”, comenta Milagros.

3. ALÓJATE EN HABITACIONES COMPARTIDAS

Será mucho más barato que hospedarte en una habitación individual, y podrás conocer a personas que también se encuentran en la misma situación que tú. Eso sí, si prefieres alojarte en una habitación solo de mujeres, resérvala con anticipación, porque son las que más rápido se llenan. 

Otra opción es pasar noches gratis vía CoachSurfing, una empresa sin ánimos de lucro que proporciona una plataforma para que sus miembros puedan dormir en el sofá de un anfitrión que aloja en su casa a viajeros. Si lo que te preocupa es la seguridad de este servicio, los usuarios escriben en el perfil de los anfitriones sus experiencias, ya sean positivas o negativas.

4. COME EN LOS MERCADOS

Son una gran opción para consumir comida fresca y económica. Aprovecha para consumir frutas del lugar en jugos: por lo general son más baratos. Si el hostel en el que te hospedas cuenta con una cocina, prepara tú mismo tus comidas y llévalas en tu mochila durante tu travesía. Puedes sentarte a disfrutar de un snack en una plaza y aprovechar para relajarte un momento. 

5. BUSCA TOURS GRATUITOS

En todas las ciudades hay alguno, es solo cuestión de tomarte el tiempo de investigar. “En esas citas, además de conocer diversos puntos de la ciudad de la mano de un local, puedes informarte sobre el uso del transporte público, rutas para llegar a lugares alejados y formas baratas de conocerlos”, explica Milagros.

6. HAZ UN PRESUPUESTO DIARIO

Muchos experimentan el problema de quedarse sin dinero a la mitad de su travesía. Esto puede evitarse si te propones gastar un determinado monto al día sin excederte. Carga con una pequeña libreta en donde registres tus consumos

¿Qué opinas?