Wikimedia

La descomposición de los alimentos por el intenso calor que caracteriza el verano aumenta la incidencia de infecciones intestinales, intoxicaciones e incluso enfermedades como Hepatitis A.

El incremento de esos casos, según los médicos del Sisol, es por la proliferación de bacterias, virus o parásitos como la salmonella, e-coli y amebas, microorganismos que generalmente se encuentran en alimentos y agua contaminada con materia fecal.

"La infección conlleva a la aparición de diarreas, cólicos, náuseas, vómitos, y hasta fiebre, que si no son tratados a tiempo y en forma adecuada pueden devenir en una deshidratación marcada o provocar la muerte", dijo el doctor Mauricio Díaz del Olmo, gastroenterólogo del Sisol de Surquillo.

Enfermedades diarreicas siguen siendo causa de muerte en niños

Según Díaz del Olmo, las enfermedades diarreicas en el Perú son la segunda causa de muerte en menores de 8 años como consecuencia de la deshidratación y falta de un tratamiento adecuado.

Alerta a los síntomas

Si se presentan vómitos y diarreas incontrolables, se debe acudir de inmediato al centro de salud más cercano, el uso de antibióticos debe ser bajo prescripción médica.

"Lo primero que debe hacer el paciente o familiar en estos casos es iniciar la rehidratación. En los niños pequeños mantener la lactancia, además del uso de sales rehidratantes o soluciones rehidratantes, por último preparar el suero oral en casa.

Recomendaciones

- Se recomienda el lavado de manos
- Consumir preferentemente alimentos cocidos
- Evite dejar alimentos a la intemperie
- Evite el consumo de cremas no envasadas, además del uso de corriente de agua para la higiene de los utensilios
- Utilice tachos adecuados para la eliminación de desperdicios