Según un reciente estudio publicado en Archives of Dermatology sostiene que el tabaco causa envejecimiento prematuro, incluso a las zonas de la piel que no están en contacto con la luz del día.

El consumo del tabaco tiene una relación directa con el incremento de los casos de cáncer de piel en hombres y mujeres, el incremento de las infecciones virales y enfermedades respiratorias de todo tipo.

Frente a esta situación, los expertos llamaron la atención sobre un punto que, tal vez, queda en un segundo plano si se lo compara con los anteriores: los problemas que el cigarrillo causa en la piel.

Diversas investigaciones ya comprobaron que mezclar tabaco y exposición sin protección a los rayos ultravioletas son los principales factores a la hora de diagnosticar el envejecimiento prematuro de la piel.

Pero la última investigación publicada por la revista especializada Archives of Dermatology aseguró que fumar no sólo arruga en forma precoz la piel facial y de las partes del cuerpo que tiene contacto con el sol sino también las zonas donde no llega astro rey, como la zona interna del brazo, informó el sitio web LaRioja.com.