Las madres resfriadas pueden dar de lactar a sus hijos sin ningún problema pero deben de tomar algunas precauciones para no contagiarlos.

Cubrirse la boca a la hora de estar dando de lactar, evitar el contacto a través de los besos, caricias, y evitar que la saliva llegue a ellos a través de la conversación, son algunas sencillas medidas para eso, dijo la especialista a RPP Noticias.

La doctora Sonia Yanac Reynoso, jefa de Emergencia del Instituto Nacional de Salud del Niño, comentó que en esta época del año se registran mayores casos de infecciones respiratorias debido a los cambios bruscos de temperatura.

Explicó que los virus, como el de la gripe, se propagan más a temperaturas más frías. Si la congestión nasal, la tos, la fiebre o el malestar persisten por más de 48 o 72 horas horas debe acudir al establecimiento de salud más cercano.