Andina

El Ministerio de Salud (Minsa) está desarrollando la última reunión de validación del diseño de Modelo de Atención en Salud basado en Familia y Comunidad, que busca reducir la desnutrición, la mortalidad materna e infantil, entre otros problemas de salud, así como alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Así lo informó Angel Irribari Poicón, asesor de la alta dirección del Minsa, quien sostuvo que este es un modelo que se adelanta a la enfermedad y que busca que los equipos de salud salgan hacia las familias para brindarles atención médica.

Explicó que también evitará la incidencia de enfermedades y que menos personas mueran. “Se trata de una acción que, según sus particularidades, se aplica también en Brasil, Chile y Colombia”, subrayó.

Destacó que la implementación de lo que normará este documento permitirá al Estado ahorrar de ocho a diez veces los costos actuales en la atención de los servicios de salud. Mencionó que el periodo de vigencia de este plan es de diez años y que la evaluación al mismo se realizará anualmente.

“Lo que se quiere es un modelo que se anticipe a la enfermedad; es decir, intervenir cuando las personas están sanas, privilegiando la promoción y prevención. También se tendrá en cuenta la recuperación”, destacó.

Indicó que los establecimientos que forman parte del primer nivel de atención como las postas y centros de salud formarán alianzas integrales con los hospitales y las Direcciones Regionales de Salud (Diresas) para lograr un trabajo coordinado.

Irribari Poicón anunció que el 28 y 29 de abril próximos se realizará el Congreso Internacional Lima, donde se oficializará el documento técnico del Modelo de Atención en Salud basado en Familia y Comunidad.