Mohammed bin Salman, príncipe de Arabia Saudita.
Mohammed bin Salman, príncipe de Arabia Saudita. | Fuente: AFP

El reino de Arabia Saudita ha comprado el 5 % de acciones de la gigante del entretenimiento de videojuegos Nintendo.

El Fondo de Inversión Pública del país, un fondo soberano de riqueza presidido por el príncipe heredero Mohammed bin Salman, realizó la compra con fines de inversión, pasando a convertirse en el quinto accionista mayoritario de la empresa japonesa, según Bloomberg.

El dinero gastado en total es de 3 mil millones de dólares.

Invertir en juegos

El fondo público de Arabia Saudita ha encontrado en la industria de los videojuegos una forma de invertir dinero.

"Arabia Saudita ha estado aumentando sus esfuerzos por crear su propia industria de contenidos, y esta serie de inversiones en compañías de videojuegos japonesas es probablemente una manera de aprender de Japón", señaló Hideki Yasuda, analista de Toyo Securities.

En febrero, compraron un 5 % de Capcom y Nexon, sumando mil millones de dólares.

Sin embargo, su principal inversión ha sido realizado en SNK, la compañía desarrolladora de juegos como Metal Slug o King of Fighters, comprando el 96 % de acciones.

El PIF también invirtió más de 3.3 mil millones de dólares para comprar acciones en los gigantes de los juegos Activision Blizzard (que será adquirido por Microsoft), EA y Take-Two en el cuarto trimestre de 2020, informó Al Jazeera en febrero de 2021.

Lastimosamente, esto difiere mucho de las prácticas contra los derechos humanos en el país, hecho que ha calado en la propia industria, con Riot Games, padres de League of Legends, acabando con su patrocinio con la empresa Neom a solo horas después de su anuncio.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.