Nintendo
Nintendo es muy estricto con sus derechos de autor de sus videojuegos. | Fuente: Nintendo

Matthew Storman, dueño de un sitio web encargado de subir ilegalmente ROMs, se enfrentó sin abogados a una denuncia hecha por Nintendo por violación a los derechos de autor.

En 2019, Nintendo denunció a su portal, ROMUniverse, por subir juegos pirateados de la compañía y lucrar con ellas.

Storman no estaba de acuerdo con esas acusaciones y, a diferencia de otros líderes de este tipo de sitios, decidió enfrentar la demanda en las cortes de California, aunque sin abogados.

No fue una buena defensa

El hombre señaló a los jueces que él no había subido ninguna ROM a su portal, que no había infringido ninguna ley y pidió a la corte que desestimara el caso.

“Durante más de una década, el acusado Matthew Storman era propietario y operaba el sitio web RomUniverse.com. Llenó el sitio web con copias pirateadas de miles de juegos de Nintendo diferentes y distribuyó cientos de miles de copias de esos juegos pirateados”, señalaron los abogados de Nintendo.

Las negativas de Storman no lograron convencer al tribunal, ya que admitió haber subido contenido al sitio en una declaración previa.

“El demandado presentó una declaración en oposición a la Moción en la que declara que 'niega y disputa que subió algún archivo a dicho sitio web y en ningún momento verificó el contenido de dicho archivo ROM', lo cual es directamente contradictorio con su declaración jurada testimonio en el que testificó que cargó los archivos ROM en su sitio web”, señala el juzgado.

"Además, el Demandado testificó en su declaración que su sitio web 'indicaba' que las copias de los videojuegos con derechos de autor de Nintendo estaban disponibles para descargar en el sitio web".

El hombre, tras ser hallado culpable, señaló que ganó entre 30 y 36 mil dólares en 2019 por acceso premium al sitio.

De todas formas, no le fue “demasiado mal” a Storman. Nintendo pedía 15 millones de dólares por infracción de derechos de autor y marca registrada, pero el tribunal sancionó al hombre con cerca de 2 millones de dólares: 35 mil por cada una de los casi 50 juegos de Nintendo más 400 mil dólares extras en “daños legales”.

Finalmente, el juez decidió no emitir una orden judicial permanente contra Storman. Nintendo no pudo demostrar que sufrió un daño irreparable, y el hecho de que Storman ya cerró el sitio muestra que no existe una amenaza inminente de nuevas infracciones.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.