El juego cuenta con solo cientos de jugadores. | Fuente: Valve

Hace más de un año, Valve quiso cambiar el panorama de los juegos de cartas con Artifact, su primer videojuego en años y que estaba inspirado en el universo de Dota 2. Sin embargo, fue todo un fracaso y se ha quedado hasta sin jugadores. Pese a ello, la compañía de Gabe Newell piensa que aún pueden salvarlo.

Durante este martes, Valve ha presentado detalles de nuevos contenidos para lo que han llamado Artifact 2.0. Tras romper el silencio hace semanas, han afirmado que llegará un modo campaña para un jugador inspirado en el mundo fantástico del juego original.

A modo de tutorial, la campaña seguirá con la narrativa vista en el cómic "Llamamiento a las armas".

Asimismo, trabaja en un rediseño del modo competitivo con “una ruta clara y con una forma significativa para medir su habilidad con otros jugadores”.

No hay fecha exacta para los cambios en el juego. 

¿A qué se debió su fracaso? Hay muchas posibles explicaciones. La primera es el precio del videojuego: 20 dólares. Los demás juegos de cartas como Gwent, Hearthstone y el propio Magic son gratuitos y se pueden conseguir sobres de cartas con dinero del propio juego, mientras que en Artifact debes pagar si o si.

Asimismo, la jugabilidad de Artifact es más complicada que la de otros juegos de cartas, y aunque esto pueda ser un factor discutible, aleja a una gran cantidad de jugadores casuales que suelen mantener e invertir gran cantidad de dinero a los videojuegos.

¿Podrá salvarse Artifact de este desastre? Solo Valve tiene en sus manos esta situación.

¡Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek! Para escucharlo mejor #QuédateEnCasa