Andina

Denominada también la “cápsula del tiempo”, la Bóveda Global de Semillas de Svalbard fue creada en el 2008. Su objetivo es justamente servir a modo de ‘domo del fin del mundo’ y alojar dentro de ella una “muestras de semillas de todas las colecciones de especies cultivables del mundo”, reveló un medio internacional.

Para la BBC, la incorporación de mil 500 variedades de papas implica preservar una de las especies originarias del altiplano que ha sido parte de la dieta humana desde hace más de ocho mil años. 

Construida a 130 metros de profundidad al interior de una montaña del ártico noruego, la cámara que conservará los diversos cultivos tiene una capa subterránea de hielo y un revestimiento de piedra. Diseño que garantiza que sea verdaderamente "la última póliza de seguro para la alimentación mundial", señaló el Fondo Global para la Diversidad de Cultivos.

De acuerdo a un miembro del proyecto, Alejandro Argumedo, el aporte peruano es de vital importancia para preservar nuestro premiado tubérculo. "La cultura peruana de la papa está bajo amenaza. El trabajo que empieza ahora garantizará la disposición de una increíble variedad de papas para el futuro", enfatizó Argumedo en una entrevista al medio venezolano El Nacional.