Kremlin

Uno de los tres tigres liberados por Vladimir Putin en la región de Amur en mayo es el principal sospechoso de una racha de muertes de cabras en el noreste de China.

El dispositivo GPS que le fue instalado permitió conocer que Ustin cruzó la frontera en octubre, indicó la agencia china Xinhua.

La información del GPS además ayudó a expertos a considerar al tigre siberiano como el principal sospechoso de la desaparición de tres cabras en el noreste de China.

Un experto en protección de la vida salvaje pidió no alimentar al animal.