La foto de un extraño arácnido con cabeza de conejo y cara de perro fue compartida en Twitter el 31 de octubre por Ferris Jabr y ha recibido miles de retuits. No se trata de un trabajo de Photoshop, sino de una instantánea totalmente verídica: esta imagen tiene una explicación.

Se trata de la especie Metagryne bicolumnata, que fue captada por el fotógrafo Andreas Key en la selva amazónica de Ecuador.

Y si bien es un arácnido, no es una araña. El curioso insecto pertenece en realidad a la orden de los opiliones, conocidos comúmente como murgaños, patonas o segadores. Dentro de esta orden se han catalogado más de 6,500 especies que se caracterizan por carecer de glándula venenosa.

La Metagryne bicolumnata ya había sido registrada por el aracnólogo alemán Friedrich Roewer en 1959. Fue encontrada en la cuenca del Amazonas en Ecuador.

¿Qué opinas?