Vicepresidenta de Ecuador renuncia al cargo en medio de indagación fiscal

María Alejandra Vicuña informó sobre esta decisión a través de su cuenta en Twitter. Se le investiga por presuntos actos de corrupción cuando esta era congresista. 

Un día antes Lenin Moreno le retiró las funciones encomendadas. | Fuente: EFE | Fotógrafo: Jos頊ᣯme

La vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Vicuña, renunció este martes a su cargo en medio de una indagación fiscal en su contra por presuntos cobros indebidos de dinero cuando era legisladora.

"El país no merece esta inestabilidad por lo que presento la renuncia a mi cargo como Vicepresidenta", escribió Vicuña en su cuenta de Twitter, un día después de que el mandatario Lenín Moreno le retirara las funciones encomendadas a raíz de la investigación.

El abogado Ángel Sagbay denunció la semana pasada que en 2012 y 2013, cuando asesoraba a Vicuña en la Asamblea Nacional, hizo depósitos por un total de 20 mil dólares en una cuenta bancaria de la entonces parlamentaria, quien exigía dinero como contribución para su movimiento político.

Vicuña calificó entonces de "infamia" la denuncia de Sagbay y dijo que confiaba en que el caso se resolverá en la justicia, mientras que la fiscalía la investiga por corrupción.

El lunes, Moreno anunció que decidió liberarla de sus funciones "para que pueda ejercer sin interferencias de ningún tipo su derecho a una legítima defensa". La decisión presidencial no implicó la destitución de Vicuña.

En Ecuador, la única vía para retirar del cargo al vicepresidente es a través de un juicio político en la Asamblea Nacional, en la que el oficialismo perdió la mayoría por una pugna de poder entre Moreno y el exmandatario Rafael Correa (2007-2017). La Asamblea había pedido el jueves último su renuncia.

Vicuña fue designada vicepresidenta encargada por Moreno en octubre de 2017 y elegida finalmente por el Legislativo en enero último ante la ausencia en el cargo del titular, Jorge Glas, al estar preso por recibir sobornos por 13,5 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht.

AFP

¿Qué opinas?