Enfermedad renal: ¿qué es, cuáles son sus síntomas y cómo prevenirla?

Tres millones de peruanos sufren de enfermedad renal crónica en diferentes grados, el problema radica en que un gran procentaje de ellos no sabe que tienen diabetes y/o hipertensión, dos males que pueden desencadenar enfermedad renal.
New Scientist

El segundo jueves de marzo de cada año se celebra el Día Mundial del Riñón con el objetivo de concientizar a la población sobre la importancia del cuidado de este órgano.

En ese sentido, Manuel Castillo, médico nefrólogo y representante de la Sociedad Peruana de Nefrología, estuvo en el programa Siempre en Casa de RPP Noticias y dio algunas recomendaciones para prevenir la enfermedad renal crónica, un mal que afecta a 3 millones de peruanos.

Pero ¿qué es la enfermedad renal crónica?

Es la insuficiencia o incapacidad de los riñones de filtrar adecuadamente las toxinas y otras sustancias de desecho de la sangre. Fisiológicamente, la insuficiencia renal se describe como una disminución en el flujo plasmático renal, lo que se manifiesta en una presencia elevada de creatinina en el suero.

Un dato importante a tener en cuenta es que es una enfermedad silenciosa, es decir que no da señales, no avisa. Cuando aparecen los primeros síntomas es porque ya hay algún tipo de afección renal. "No se presentan síntomas hasta estadíos muy avanzados, por ello es necesario tomar medidas de prevensión" sugiere el Manuel Castillo.

"Digamos que el riñón tiene 100% de efectividad, si uno está por debajo de 60% ya puede saber que tiene una enfermedad crónica renal relevante. Y si uno tiene un poco menos de 45%, debe visitar a un nefrólogo, ya que requiere un manejo especilizado para ayudar a que el riñón no pierda toda su capacida tan rápido. Hay que ralentizar su pérdida de oficio", explica Manuel Castillo.

¿Es la gente conciente de la importancia del riñón?

"Las personas no tienen mucha conciencia de lo que es el riñón ni para que sirve", asegura Castillo. El riñón es un órgano noble y uno de los más importantes del organismo. Su función radica en eliminar las toxinas del cuerpo, el exceso de fluidos y los desechos del organismo; sin embargo, cuando el riñón no funciona de manera adecuada, la persona empieza a retener sustancias que debería eliminar, y a eliminar suntancias que debería retener, explica el especialista.

¿Qué origina la enfermedad renal?

Uno de los factores que pueden producir insuficiencia renal son los cálculos renales. Estos producen una obstrucción mecánica de la salida de la orina y por lo tanto hacen que el riñón no pueda expulsar la orina que se ha producido. Un dato a tener en cuenta es que la persona que forma cálculos una vez en su vida, se le considera un formador de cálculos de por vida.

La diabetes y la hipertensión también pueden desencadenar enfermedad renal crónica. De hecho son las enfermedades más prevalentes que dañan al riñón. "Son enfermedades que dependen de una carga genética pero sobre todo de los hábitos de vida de la persona. En estos tiempos en los cuales la gente se alimenta de manera inadecuada, es sedentaria y tiene hábitos nocivos, estas enfermedades aparecen con más frecuencia", explica el experto.

Lo buena noticia es que tanto la hipertensión como la diabetes son enfermedades que dan algún tiempo para que uno pueda tratarlas y así evitar que dañen algún órgano noble como el riñón. "Si durante 10 años la persona ha manejado mal la enfermedad, el riñón termina destruído junto con otros órganos, pero si uno ha cuidado bien su hipertensión y/o diabetes, sigue las indicaciones del médico y va a sus controles rutinarios, pueden pasar 30 años y su enfermedad no va a dañar al órgano (riñón)", asegura Castillo.

Conducta preventiva

Lo primero, como todo en medicina, es la conducta preventinva, y para eso es necesario saber qué factores afectan al riñón.

"Si una persona sabe que tiene carga genética fuerte con la diabetes pero decide tener una vida saludable, puede revertir esa carga genética. Si uno no es diabético pero tiene carga genética y no quiere tener diabetes, tiene que hacer ejercicio físico regular, seguir una dieta balanceada, no fumar y no ser sedentario. Y si uno es diabético pero quiere cuidar su riñón, la conducta es la misma pero debe añadirle el consumo de medicina y un control médico regular para verificar que la enfermedad esté controlada. La diabetes da 10 o 15 años de tiempo para que uno se controle y se cuide. Hay muchos diabéticos que no tienen nigún problema porque se cuidaron", afirma el representante de la Sociedad Peruana de Nefrología. 
        
¿Cuáles son los síntomas de que un riñón no está funcionando bien?

Primero hay que tener en cuenta que los síntomas recién aparecen cuando la función renal cae por debajo del 30%.

Hinchazón: debido a que la persona retiene fluidos y no orina lo que debería, se empiezan a hinchar los tobillos, los parpados y algunos pacientes hasta podrían tener orina con espuma, lo que indica que se están perdiendo proteínas de forma inadecuada.

Anemia: dado que el riñón es un órgano que estimula a la médula ósea a que produzca glóbulos rojos, cuando este falla no se produce ese estímulo y baja la hemoglobina, lo que genera anemia con sus síntomas como son el dolor de cabeza, cansancio, perdida de apetito, malestar general.

Retención de toxinas: esto hace que uno coma menos, tenga nauseas, invierta el ritmo de sueño (duerme en el día y está despierto de noche). Es un síntoma que aparece en estadíos finales.

¿Cómo evitar que el riñón siga deteriorándose?

Con hábitos de vida saludables como el ejercicio físico, la dieta pertinente, el tratamiento de la enfermedad y controlando la glucosa y la presión, aconseja el doctor Castillo.

¿Tomar mucha medicina puede afectar el funcionamiento del riñón?

Sí. Destruyen al riñón cuando su uso es indiscrimiando e inapropiado. "Si tomas una pastilla para un dolor de cabeza una vez por semana no hay problema, pero si tomas medicación continua como pacientes con artrosis, puedes destruir tu riñón", advierte.

TE PUEDE INTERESAR: