La contaminación ambiental aumenta las cifras de mortalidad infantil

La OMS explica que la polución incrementa el riesgo de sufrir cardiopatías, accidentes cerebro-vasculares y cáncer.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el 25% de las muertes de niños menores de cinco años alrededor del mundo está relacionado a la contaminación ambiental y las condiciones insalubres del entorno. En el informe La herencia de un mundo sostenible: Atlas sobre Salud Infantil y Medio Ambiente comenta que la causa de mortalidad está orientada a enfermedades diarreicas, paludismo y neumonía, cuyo origen son los problemas relacionados a la polución ambiental.

“La insalubridad del medio ambiente puede ser letal, especialmente para los niños pequeños, que son especialmente vulnerables a la contaminación del aire y agua debido a que sus órganos y su sistema inmunitario se están desarrollando y a que todo su cuerpo, en especial sus vías respiratorias, es más pequeño”; explica Margaret Chan, directora general de la OMS.

Ámbitos. El doctor Elmer Huerta comenta que son cinco las categorías que explican la contaminación del medio ambiente y que están relacionadas directamente con la adquisición de enfermedades en la población infantil. La contaminación en el agua, la falta de saneamiento y una mala higiene personal son algunos de los factores.

Agrega que la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior, así como la exposición al humo del tabaco durante la edad infantil puede aumentar el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares y cáncer.

Causas. En el informe ¡No contamines mi futuro! El impacto de los factores medioambientales en la salud infantil explica las consecuencias de la contaminación medioambiental en la salud de los niños. Las cifras de mortalidad en menores de cinco años son alarmantes. Unos 570 mil menores mueren por infecciones respiratorias; 361 mil, por enfermedades diarreicas relacionadas a la falta de acceso a agua potable; 200 mil, por paludismo; y, 200 mil, por lesiones o traumatismos involuntarios como envenenamiento, caída y ahogamiento.

Factores de riesgo. El cambio climático y su consecuencia en la variación de la temperatura aumentan el riesgo de tener déficit de atención, lesiones pulmonares y cáncer. El informe explica que entre el 11% y 14% de niños presentan síntomas de asma relacionados a exposición a riesgos ambientales como el humo de tabaco, moho y humedad.

Medidas de mejora. Las acciones de progreso deben contemplar los hogares, escuelas, zonas urbanas, así como en el transporte y la industria. Entre ellas destacan el uso de combustibles no contaminantes, saneamiento, higiene, el abastecimiento de agua potable, el incremento de zonas verdes y evitar el uso de plaguicidas peligrosos.