La malaria, una enfermedad que afecta a los más pobres

El paludismo es una patología sumamente mortal y afecta a regiones como Loreto, San Martín, Junín, Madre de Dios, Cusco y Ucayali.

La malaria o paludismo es una enfermedad tropical que recibe poca investigación, pero que afecta a miles de personas en zonas endémicas como África y Sudamérica. Nuestro país, no es ajeno a este mal que contagia a más de 62 900 personas al año, en su mayoría en regiones del centro y este del Perú.

El doctor Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias, comenta que esta patología causada por un parásito del género plasmodium, es frecuente en zonas tropicales, donde no solo reina el calor, sino también esta enfermedad. La enfermedad es causada por la picadura de la hembra del mosquito Anopheles.

En Perú

La malaria es una enfermedad que afecta ciertas regiones de nuestro país. Loreto, San Martin, Junín, Madre de Dios, Cusco, Ucayali son las zonas más afectadas por esta patología, según cifras del Ministerio de Salud (Minsa).

El problema con la enfermedad, explica el especialista, es la carencia de alimentación de calidad, lo que provoca una falta de defensas para combatirla. El Día Mundial contra la Malaria se celebra este 25 de abril para destacar la necesidad de continuar invirtiendo en la prevención y control de esta enfermedad que afecta en su mayoría a poblaciones pobres.

Falta de investigación

Huerta comenta que al no existir un nicho investigativo para esta enfermedad, como si se ve en el caso del zika o la gripe AH1N1, las cifras de mortalidad siguen en crecimiento.

“Son enfermedades sumamente mortales pero que lamentablemente no reciben la atención de la industria farmacéutica para impulsar estudios y avances científicos sobre vacunas y métodos de prevención. Tampoco tienen ayuda de los gobiernos. Cerca de medio millón de personas mueren anualmente por esta enfermedad”, comenta.

Vacunas y prevención

En diciembre de 2016, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que iniciará una campaña de inmunización contra la malaria, especialmente de la primera vacuna relativamente efectiva en tres países del África, Malawi, Kenia y Ghana.

“Es relativamente efectiva porque se piensa que va a cubrir alrededor del 40% o 60% de los casos en estas regiones, especialmente en poblaciones vulnerables, como los niños.  Es un esfuerzo muy grande, ha demorado más de 10 años el desarrollar esta vacuna, pues por las características del microbio que lo transmite, este varía siempre su desarrollo, lo que lo vuelve difícil de estudiar”, explica Huerta.