Pacientes asmáticos no deben abusar del uno del broncodilatador

Especialista explica que luego de superar la crisis, la persona asmática debe dejar el broncodilatador, pues hay efectos colaterales como taquicardia, arritmia e incluso infarto cardiaco.
Morguefile

En esta época de cambios bruscos de temperatura las afecciones respiratorias aumentan, pasando por un resfriado común, faringitis, rinitis, bronqueolitis hasta un cuadro de neumonía o asma bronquial, en personas genéticamente predispuestas. Así lo indicó a RPP Noticias el Dr. Carlos Hinojosa, past presidente de la Sociedad Peruana de Inmunología y Alergias.

Los síntomas comunes de las enfermedades respiratorias son tos, dificultad para respirar, silbido de pecho y opresión toráxica.

Hinojosa explicó que en el asma bronquial se presentan inflamación de los bronquios, aumento de secreción de moco (mucosidad que como chicle se adhiere a la pared bronquial) y espasmo bronquial (los bronquios se cierran).

"Si el paciente hace inhalación de un broncodilatador de acción corta y no supera el problema, tiene que hacer una nebulización, que ataca estos tres factores que se presentan", manifestó Hinojosa..

El especialista recomendó a las personas asmáticas que sigan las indicaciones de su médico. "Si ya superó la crisis no debe seguir usando el broncodilatador, pues hay efectos colaterales como aumento de frecuencia cardíaca, arritmia, incluso infarto cardiaco".