Qué padece Pedro Suárez-Vértiz y por qué pide legalizar uso medicinal de la marihuana

Pedro Suárez-Vértiz está a favor de la legalización del cannabis para uso medicinal y su uso en el tratamiento de pacientes con problemas neurológicos.

Pedro Suárez-Vértiz, el querido cantante nacional que el 2004 nos regaló "Cuando pienses en volver", un himno para los peruanos en el exterior, decidió hablar sobre la extraña enfermedad neurodegenerativa que lo aqueja desde hace 10 años, y hace un fuerte pedido para legalizar el cannabis de uso medicinal, un tema pendiente de debate a nivel del Congreso de la República.

En una entrevista exclusiva para la revista Somos, el artista contó que el diagnóstico de su enfermedad es disartria secundaria por un síndrome neuromuscular bulbar.

Según el propio Pedro, el 2007 surgieron los primeros síntomas. No podía decir la 's' y luego tampoco la 'r'. “El síntoma más reciente es la pérdida del equilibrio por atrofia de ciertos músculos. Así de raro es lo que tengo”, dijo a la publicación.

El médico neurólogo David Lira, del Instituto Peruano de Neurociencias (IPN), explica que la disartria es un síntoma que también podría presentarse luego de un infarto, derrame cerebral, Parkinson, entre otros. "Es la dificultad para pronunciar, para hablar, para iniciar palabras o dejarse entender. Es un problema en la pronunciación, no es un diagnóstico".

El cantante pude la legalización del cannabis. | Fuente: Facebook / Pedro Suárez-Vértiz | Fotógrafo: Facebook / Pedro Suárez-Vértiz

El síndrome neuromuscular bulbar. Tiene que ver básicamente con la coordinación de movimientos. “Por ejemplo, para hablar hay que coordinar movimientos de la lengua, la boca, las cuerdas vocales, o se pronuncia mal", explica el especialista.

La pérdida del equilibrio también forma parte de los síntomas que progresivamente van apareciendo, al tratarse de una enfermedad neurodegenerativa que inicia en el tronco cerebral (entre el cerebro y la médula espinal).  

"Puede aparecer una dificultad para pasar alimentos, para vestirse, para abotonarse, para escribir, es decir, para cosas que requieren movimiento. Sí se puede llegar al extremo de no poder articular palabras", comenta Lira.

La marihuana medicinal. En todos estos años fuera de los escenarios, Pedro Suárez-Vértiz ha seguido un tratamiento que incluye terapias y alimentación especial. Además, él ha pedido la legalización del cannabis para aliviar las molestias propias de su enfermedad. “Quisiera que lo legalicen. Los que sufrimos problemas neurológicos lo necesitamos con urgencia”, dijo a Somos en un extracto de entrevista que publicó El Comercio.  

Según el neurólogo David Lira, el uso medicinal del cannabis ya ha demostrado resultados favorables en la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), la depresión severa, el alivio del dolor crónico y el VIH. Pero se recurre a esta medida cuando no funciona la terapia convencional.

"Para controlar la enfermedad se usa terapia física y relajantes musculares. Dentro de las terapias alternativas se está usando el cannabis, porque ha demostrado dentro de sus componentes el CBD cannabidiol, que tiene la capacidad para disminuir la rigidez muscular y la coordinación de movimientos. También ha sido probado con el Parkinson (neurodegenerativo)", señala el neurólogo.

En el Perú es ilegal el uso de la marihuana medicinal. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

Pero en el caso del síndrome neuromuscular bulbar, la opción del cannabis tiene dos puntos en contra. En primer lugar está el hecho de que en el Perú todavía es ilegal su uso terapéutico.

"Una enfermedad muy rara tiene siempre la limitación de no poder reunir el número de pacientes necesarios (más de 100 personas) para hacer estudios", señala Lira, al indicar que alrededor de 2 a 3 millones de personas por cada millón de habitantes en el mundo la padece. "En el Perú serán de 60 a 90 personas, pero muchos no están diagnosticadas o están erróneamente diagnosticadas".

En otros países, donde sí se ha aprobado el uso medicinal de la marihuana, el médico puede probar esta alternativa si el paciente no ha respondido a los fármacos. "Si se tiene resultados favorables, se mantiene ese tratamiento y los sistemas de salud lo cubren, pero en el Perú eso no ocurre, porque las personas tendrían que conseguir la medicina con su peculio (dinero) o hacer el tratamiento en el exterior, donde el uso del cannabis sea legal".