Tos ferina puede confundirse con una gripe

Según la experta, la mayor morbimortalidad se presenta en los menores lactantes de 1 año. Sin embargo, esta enfermedad puede ser confundida con un simple resfrío o una gripe.
Minsa

La tos ferina o tos convulsiva, es una enfermedad respiratoria aguda altamente contagiosa causada por una bacteria llamada Bordetella Pertussis, que ingresa por las fosas nasales. El mal se caracteriza por repetidos ataques de tos causando ahogamiento, vómitos e incluso apneas y convulsiones, informó la doctora María Esther Castillo Díaz, pediatra y docente de la Universidad Cayetano Heredia.

Según la experta, la mayor morbimortalidad se presenta en los menores lactantes de 1 año. Sin embargo, esta enfermedad puede ser confundida con un simple resfrío o una gripe pero esta se diferencia porque la tos se vuelve más exigente, más frecuente y puede durar muchas semanas.

"La tos ferina es una enfermedad sumamente prevenible a través de la vacunación efectiva, siendo esta la mejor estrategia de control y prevención de este mal", manifestó.

En ese sentido, recomendó vacunar a todos los lactantes desde los 2 meses de edad, con tres dosis el primer año (2 – 4 - 6 meses) un primer refuerzo al año y medio de edad (18 meses), un segundo refuerzo a los 4 años y una dosis en los adolescentes en adelante.

Actualmente se dispone de una vacuna para adolescentes y adultos, de tal forma que se pueda continuar la vacunación en este grupo etario.