|

Uso de mascarillas: ¿qué significa el cambio en las medidas sanitarias por la COVID-19?

Minsa anunció que el uso de las mascarillas será obligatorio solo en hospitales y transporte público, así como en personas con enfermedades respiratorias. Un cambio que se alinea a los tomados por países como Chile y Colombia.

Mascarillas y su obligatoriedad en transporte público y hospitales: ¿qué significa este cambio en las medidas sanitarias por la COVID-19? | Fuente: AFP

Siguiendo el cambio de medidas sanitarias en torno a la pandemia de la COVID-19 que han tomado países como Chile y Colombia, el Ministerio de Salud (Minsa) anunció que el uso de la mascarilla dejará de ser obligatorio en espacios cerrados y solo se mantendrá en centros de salud y transporte público, así como para toda persona con síntomas de enfermedades respiratorias en proceso.

El epidemiólogo Percy Mayta-Tristán, director de Investigación de la Universidad Científica del Sur y especialista en Salud Pública, es claro al afirmar que en la cuarta ola, “la COVID-19 no ha causado los mismos estragos que generó en las dos primeras a nivel de pacientes graves y muertes, gracias a la protección que nos dan las vacunas”.

“Recordemos que la implementación de mandatos obligatorios (cuarentenas, toques de queda, carné de vacunación, mascarillas) fue porque nuestro sistema de salud no podía contener el volumen de casos graves generados por COVID-19. Hoy, la situación es distinta. Por ejemplo, en la segunda ola se registraron más de 100 mil fallecidos, en lo que va de la cuarta esta cifra es inferior a los 4 mil. En el pico de la segunda ola, el 60% de las hospitalizaciones era por COVID-19; en el pico de la cuarta no llegó ni al 5% de casos. Hoy el porcentaje de positividad en pruebas moleculares es inferior al 5% y sigue cayendo”, menciona.

William Araujo Banchón, médico investigador y epidemiólogo de la Universidad Norbert Wiener, comenta que científicamente el uso de mascarillas debe limitarse a los espacios cerrados, “sin importar que las cifras de contagio sean altas o bajas”, además de que “en espacios al aire libre no hay sustento científico para ser usadas”.

“La discusión se encuentra respecto a si los niños preescolares deberían hacer uso de estas. Según las evidencias disponibles a la fecha, no sería recomendable el uso facultativo de mascarillas en aulas cerradas sin ventilación óptima, pero sí es recomendable que su uso sea en estudiantes y profesores con síntomas respiratorios, así como también en estudiantes y docentes con enfermedades que generan debilidad en su sistema inmunitario”, agrega.

El especialista menciona que estas recomendaciones parten de los “Protocolos escolares de salud y seguridad frente a la COVID-19”, publicado por la UNESCO durante este 2022.

Por su parte, la doctora Mónica Ramirez, médico ocupacional y jefa de Programas preventivos de Sanitas, menciona que la cifra principal que explica el cambio en las medidas sanitarias es la tasa actual de letalidad.

“Como podemos visualizar en la página del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC), julio- agosto 2022 presenta en su pico más alto 68 fallecidos por día, comparado con los 833 promedio en segunda ola en 2021, lo que nos muestra la efectividad clara de la vacunación”, resalta.

¿ESTAMOS CERCA DEL FIN DE LA PANDEMIA?

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, comentó que el fin de la pandemia “ya se ve en el horizonte”, pero aún no se puede afirmar que ha terminado. “Nos encontramos en una situación mucho mejor que antes, las muertes descienden y ahora registramos un 10% de las muertes que registrábamos en enero de 2021”, sostuvo.

El epidemiólogo Mayta-Tristán señala que es importante precisar que el fin de la emergencia global por COVID-19 “no significa que el virus ya no esté con nosotros”.

“Al contrario, generará contagios estacionales con las nuevas variantes que vayan apareciendo. La diferencia clave es que hoy nuestros cuerpos pueden hacerles frente gracias a las vacunas, y ahí es importante mantener el esquema de vacunación completo y los refuerzos que ameriten según el grupo de riesgo”.

Además, menciona que es importante, en este contexto, recordar por qué fue tan grave en Perú, ya que “tenemos un sistema de salud precario que continua en UCI, y el principal objetivo hoy debe ser cómo lo reformamos para que no volvamos a tener más de 200 mil peruanos fallecidos en una próxima pandemia”.

William Araujo Banchón, médico epidemiólogo, resalta que “es necesario tomar con cautela esta comunicación de la OMS”.

“Como población debemos entender que es necesario aprender a convivir con el virus causante de la enfermedad COVID-19. El fin de la pandemia no necesariamente significa que el virus va a desaparecer, el ‘fin de la pandemia’ debe interpretarse re-entendiendo a la COVID-19 como una enfermedad ‘gripal’ leve, siempre y cuando cumplamos con las medidas preventivas reconocidas científicamente como la vacunación. El que no está vacunado, será responsabilidad suya asumir las consecuencias de su decisión”, sostiene.

El especialista menciona que entre los factores que se interpretan para hablar de una posible cercanía al “fin de la pandemia” resaltan el número de contagios, de fallecidos y cobertura de vacunación.

“De nada sirve tener un descenso en el número de contagios y de muertes si no se logra la cobertura de vacunación según grupo de edad. El número de contagios a nivel mundial están en descenso, así como también el número de muertes. En Perú, estamos cerrando nuestra cuarta hola pandémica justamente porque el número de contagios y muertos se encuentra en niveles bajos. Como peruanos, si queremos que la pandemia de por acabado en nuestro territorio, debemos tener la mayor cantidad de personas vacunadas, esto incluye a la población pediátrica. Las vacunas sí funcionan y son seguras”, añade.

La doctora Ramírez menciona que el factor principal que permite vislumbrar el fin de la pandemia más cercano es “la continuidad de los planes de acorde a las 6 normativas que recomiendan, continuando con la vacunación”. “Con dichas recomendaciones podremos llegar a la recta final de la pandemia”, señala.

MEDIDAS QUE DEBEMOS MANTENER

El médico epidemiólogo Mayta- Tristán sostiene que “tener nuestro esquema de vacunación completo, para COVID-19, pero también para otras enfermedades” es clave. “Perú tiene uno de los esquemas públicos más completos del mundo, y lamentablemente hemos tenido baja cobertura durante pandemia”, menciona.

A este se agrega el lavado de manos, que nos ayuda no solo contra infecciones respiratorias, también contra infecciones gastrointestinales y otras. “El uso de mascarillas en caso tengamos infecciones respiratorias para evitar contagiar a las personas con las que interactuamos. El trabajo remoto en caso tengamos infecciones respiratorias. La ventilación de espacios cerrados principalmente en el transporte público”, añade.

El epidemiólogo Araujo comenta que es importante mantener medidas como el uso de mascarillas o respiradoras KN95 en espacios cerrados, además de mantenerla si hay presencia de síntomas gripales.

“No automedicarse. Medicamentos famosos producto de la desinformación como ivermectina, hidroxicloroquina, azitromicina no son de utilidad bajo ningún contexto contra COVID-19. No gaste por gusto y no ponga en riesgo su salud con esos medicamentos. Sustancias que no son de consumo humano como dióxido de cloro, no deben ser consumidas porque justamente no es de consumo humano y no hay sustento científico para creer que puedan ser usadas contra COVID-19. Es tóxico. Los corticoides, como la prednisona, están contraindicados en personas”, comenta.

Además, es importante tener en cuenta lo siguiente:  “No comparta mensajes de Telegram, ni de WhatsApp, no le haga caso a creencias de personas que no son profesionales de salud”. “Corrobore si el profesional que le hace determinada recomendación es verdaderamente un profesional de salud, no crea en inventos que repiten personas en contra de la vacunación”, sostiene.

La doctora Ramírez finaliza que “la principal medida sanitaria que debemos continuar implementando es la de bioseguridad: lavado correcto de manos, mantener y cuidar el distanciamiento social”.

NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

¿Qué medidas se tomaron desde la aparición de los primeros casos de la viruela del mono?


La viruela símica es una zoonosis vírica (enfermedad provocada por virus transmitido de los animales a las personas) que produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves. Con la erradicación de la viruela en 1980 y el posterior cese de la vacunación contra la viruela, la viruela símica se ha convertido en el ortopoxvirus más importante para la salud pública, señala la Organización Mundial de la salud. Esta mañana el doctor Elmer Huerta nos explica qué se hizo para controlar la expasión de la viruela del mono desde su aparición.