¿Cómo ayudar a mi hijo en el proceso de duelo tras la muerte de un ser querido?

Durante la pandemia de la COVID-19, miles de personas han tenido que despedir a sus familiares, entre ellos niños. ¿Cómo comunicarles la muerte de un familiar a los niños?

La muerte de un familiar es difícil en cualquier etapa de la vida. En medio de la pandemia de la COVID-19, esta situación ha afectado tanto a adultos como a niños. | Fuente: Getty Images

La muerte de un familiar es difícil en cualquier etapa de la vida. En medio de la pandemia de la COVID-19, esta situación ha afectado tanto a adultos como a niños. La psicóloga y psicoterapeuta de Clínica Ricardo Palma Carmen Bravo de Rueda respondió a cuatro preguntas sobre cómo decirle a un niño cuando un familiar muere.

1. ¿Cómo explicarle a un niño cuando un familiar fallece?

Depende de la edad del niño, hay diferencia entre el niño de 1 a 3 años, que de 4 a 6 años, también depende de su personalidad y de la relación que haya tenido con el familiar. Lo que se recomienda es que no se les oculte el hecho, menos si preguntan por la persona. Los niños más pequeños sienten más la muerte de una persona muy cercana que directamente lo cuidaban y no la ausencia de familiares que lo frecuentaban menos.

Si bien ellos no tienen el vocabulario como para expresar su dolor, a través de su comportamiento pueden expresar cuánto les afectó la pérdida, pues para ellos es sentida como un abandono. Así, niños cuyas madres o cuidadoras han fallecido pueden incluso retroceder en su desarrollo, mostrar agresividad, sumirse en el silencio y/o llorar con frecuencia, entre otros.

Los niños de 4 a 6 años, ya pueden expresar la pena y también comprenden que es algo sin retorno. También pueden sentir miedo a que se muera otro familiar importante de la familia e incluso ellos mismos, hacen preguntas que deben ser respondidas con sinceridad, pero sin generar ansiedad. Ellos pueden aceptar las ideas de que la persona estaba muy mayor, fue por enfermedad o accidente. Se les puede hablar de conceptos religiosos, por ej. a muchos les gusta la idea de que lo están “cuidando desde el cielo”.

2. ¿Es igual el proceso de duelo en un niño y un adulto? ¿En qué se diferencia?

El proceso de duelo por un lado es el mismo ya que sienten dolor y pueden pasar por las mismas etapas. Pero la expresión puede ser diferente, puede ser que no muestren pena o llanto, pero pueden dar muestras de cambios en la conducta, enuresis o disminución del rendimiento en el colegio si el familiar ha sido cercano. Sin embargo, si se cubren sus necesidades diarias y alguien se hace cargo de él con cariño y sensibilidad, el niño que sigue con sus rutinas, puede superarlo en poco tiempo.

3. ¿Es necesario el apoyo psicológico para un niño en periodo de duelo?

Sólo en los casos en que veamos cambios serios en sus conducta; llore, pero se niegue a hablar de ello, sería necesario ver a un especialista quien a través de juegos, cuentos o dibujos puede buscar la oportunidad de que el niño exprese sus emociones y poder darle respuestas a sus dudas o preguntas. Tuve el caso de que un niño se sentía muy culpable de la muerte de la abuelita, porque la desobedeció el mismo día que ella murió, y ella siempre solía decir “un día de estos me van a matar de cólera”.

4. ¿Cuál debe ser el papel de los familiares para que un niño afronte el periodo de duelo?

Si bien todos van a sentirse tristes, hay que brindarle atención, escucharlo, seguir las rutinas e incluir juegos. Hay que sacar fuerzas y demostrarle que la vida continua, apoyándolo, dándole cariño, aceptando lo sucedido, permitiéndole que se despida de alguna manera y enseñándole que la adversidad se debe afrontar y se puede vencer al seguir con sus actividades cotidianas.