El suri en peligro: claves sobre el ave más grande de Sudamérica

La especie aparece en la séptima moneda de la colección Fauna Silvestre Amenazada del Perú, en circulación desde diciembre de 2018. Su población alcanza apenas 350 individuos en Perú, según el último censo realizado por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre.

La especie aparece en la séptima moneda de la colección Fauna Silvestre Amenazada del Perú, en circulación desde diciembre de 2018.

(Mongabay Latam) La séptima moneda de la serie numismática Fauna Silvestre Amenazada del Perú está dedicada al suri (Rhea pennata), un ave endémica de Sudamérica, categorizada como en Peligro Crítico en este país, según la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

La pieza —en circulación desde el 17 de diciembre del 2018— lleva la imagen del también llamado ñandú andino, el ave más grande de Sudamérica que alcanza hasta 1.50 metros de altura.

La séptima moneda de la colección Fauna Silvestre Amenazada del Perú está dedicada al suri. Imagen: Banco Central de Reserva del Perú.

El suri es una especie altamente amenazada por la caza furtiva, la disminución de su hábitat y el robo de sus huevos, explica en el Plan Nacional para la Conservación del Suri 2015-2020. Por tanto, se prohíbe su caza, captura, tenencia, transporte o exportación con fines comerciales en todo el Perú.

Forma parte de un grupo de aves corredoras y no voladoras, que se desplaza grandes distancias a velocidades de hasta 80 kilómetros por hora.

1.- Una población que va en descenso

De acuerdo con el último censo realizado en Perú por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) en el año 2016, su población alcanza apenas 350 individuos en todo el país, cien menos que en el año 2008 cuando también se logró un conteo.

La mayor cantidad de suris en estado silvestre se encuentra en Tacna, donde se han contabilizado 166 individuos; en segundo lugar, Puno con 112; luego Moquegua con 72 animales. También existe una población en cautiverio que no ha sido considerada en el censo de Serfor.

El suri es considerado el ave más grande de Sudamérica con una altura de hasta 1.50 metros. Foto: Serfor.

El ñandú andino habita también en Bolivia, Chile y Argentina. Sin embargo, es en Perú donde enfrenta mayor riesgo. Mientras que en Bolivia está categorizada como En Peligro (EN) y en Chile como Vulnerable (VU), según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Leer más | Los científicos se apresuran para evitar una crisis de salamandras en Estados Unidos

2.-  Una especie codiciada 

La caza furtiva se ha convertido en la principal amenaza para esta especie, pues sus plumas son muy codiciadas para la elaboración de trajes típicos, es especial para la danza de los Ayarachis, en la provincia de Lampa, en Puno, Perú; y de los Suri Sikuris, del departamento de La Paz, Bolivia.

El suri también es atrapado por su carne y el uso de su grasa en medicina tradicional. A esta especie se la captura, además, para mantenerla en colecciones privadas o como mascota en comunidades campesinas.

Según el último censo, solo hay 350 individuos de esta especie en Perú. Foto: Serfor.

Otro peligro permanente es la recolección de sus huevos, que son sacados de los nidos para consumo personal o para utilizarlos en artesanía, actividad que afecta seriamente su supervivencia. Esta amenaza se acentúa por las características de su reproducción, pues son los machos los que cuidan los huevos de varias hembras, por tanto, cuando se ubica un nido, se destruye una gran cantidad de huevos, explica Irma Franke Jahncke, investigadora del departamento de ornitología del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Leer más | Los pesticidas podrían estar pintando de amarillo a monos aulladores negros de Costa Rica

3.- Los peligros en su hábitat 

La explotación minera y proyectos hidroenergéticos también ponen en peligro la supervivencia del suri, porque perturban su hábitat natural con la presencia de vehículos, maquinaria pesada y trabajadores que transitan cerca de los lugares por donde se desplaza la especie, explica Jessica Gálvez-Durand, directora de Gestión Sostenible del Patrimonio de Fauna Silvestre del Serfor.

El ñandú andino es una especie categorizada en Peligro Crítico en Perú. Foto: Serfor.

La versión completa de este reportaje fue publicada en Mongabay Latam. Puedes leerla aquí.

Si quieres conocer más sobre animales de Latinoamérica y el mundo, puedes revisar esta colección de artículos de Mongabay Latam. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

¿Qué opinas?