Vía Láctea, o Hatun Mayu, el río grande. Desde la primera vez que me fui de caminata y me alejé de la ciudad, me atraparon las estrellas, poco a poco me fui cultivando y aprendiendo un poco más de ellas, y sobre todo de las constelaciones que veían nuestros antepasados, ellos reconocían en las sombras de la vía láctea muchas de ellas.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

Apu Hatun Hampa y la Vía Láctea. Las más importantes son la llama grande o Qata Chillay, la llama bebé, o Uña Chillay, la perdiz, el zorro o atoq, la rana, entre muchos otros seres sagrados que habitan el río grande, el río de vida.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

El Apu Ausangate y la Vía Láctea. Según nuestras creencias, los dioses del cielo, se unen a la tierra a través de los Apus glaciares, Apus como el Apu Ausangate, que se conecta directamente con las estrellas durante el mes de Agosto, y es un suceso que coincide con el mes en el que debemos hacer el pago a la tierra y agradecer.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

Estrellas y laguna Huampo. Debemos tener en cuenta que para lograr fotos de estrellas tenemos que, primero, considerar la Luna y sus distintas fases, las noches de Luna Nueva son mejores para hacer fotos limpias con miles de estrellas, mientras, si quieres capturar más detalles de montañas y glaciares, las noches de Luna ayudarán con la luz.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

Andean Lodges y la Vía Láctea. Definitivamente vamos a necesitar un trípode para lograr esas fotos de larga exposición, considera el peso de tu cámara y el de tus lentes al momento de escoger tu trípode, hay de todos los tamaños, materiales y precios, también necesitarás un control remoto para que no muevas la cámara, aparte, creo que cualquier cámara que te permita un manejo manual y hacer fotos de al menos 30 segundos te permitirá lograr las fotos de estrellas.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

Autoretrato. No tengas miedo a usar ASAS altas para capturar la poca luz del ambiente, y usa unos 20 segundos de exposición para lograr obtener lo máximo de luz del ambiente, también puedes usar linternas u otras fuentes de luz para iluminar y lograr efectos diferentes.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

Apu Ausangate iluminado por la luz de Luna. Recuerda siempre limpiar los objetivos antes de disparar, así evitas cualquier luz parásita y fantasmas de luz que puedan filtrarse y arruinar tu toma, y sobre todo, abrigarte tú antes de salir a las noches heladas en busca de tus tomas. Aparte, considera el bajarte alguna aplicación con las fases lunares y un mapa de estrellas para poder reconocer los momentos ideales.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

Laguna Huampo y el espejo de estrellas. Referente a los lentes, es recomendable usar lentes “rápidos” o de aperturas altas, como f1:2.8, 1:1.4 que atrapen lo máximo de luz posible, aunque por experiencia propia las puedes hacer con los lentes que vienen con las cámaras, o los lentes “kit”.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

Estrella fugaz adornando el cielo nocturno. Debemos usar siempre el modo de enfoque manual ya que con tan poca luz es poco probable que nuestros lentes puedan hacer algún tipo de enfoque.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

Acampando bajo las estrellas.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

Laguna Qoricocha, Marte reflejado en la laguna y Escorpio en lo alto.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

Nieve y estrellas.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama

La Luna. Recuerda que puedes ver más de mi trabajo en mis páginas de Facebook e Instagram.

| Fotógrafo: Diego Nishiyama
¿Qué opinas?