Existen dos tipos de donantes: donante vivo y donante fallecido. | Fuente: EsSalud

Diariamente mueren entre dos y tres pacientes en espera de un órgano para vivir, según datos de EsSalud. Las cifras son alarmantes, y lo es más que el Perú ocupe el penúltimo lugar de Sudamérica en cuanto a tasas de donación, con solo 2 donantes por cada millón de personas.

Una de las grandes barreras es que los familiares desconocen el procedimiento y empiezan a circular mitos alrededor del tema, lo que da como resultado que la donación finalmente no se concrete. Solo informados y sensibilizados podremos cambiar este panorama y brindar una nueva oportunidad de vivir a otros peruanos.

Tipos de donantes

Lo primero que hay que distinguir es que hay dos tipos de donantes:

  • Donante vivo: Persona que previa evaluación médica (física y mental) autoriza la extracción de uno o un segmento de sus órganos.
  • Donante fallecido: Persona fallecida por muerte cerebral o encefálica.

A su vez, el donante vivo puede estar relacionado hasta el cuarto grado de consanguineidad. En el caso de segmentos de hígado y segmentos de pulmón, el receptor debe ser más pequeño que el donante. Por ejemplo, de mamá a hijo. En caso de que el donante vivo sea no relacionado solo se puede realizar una donación renal.

El proceso de donación de órganos

Existe un proceso para cada tipo de donante. El más sencillo es cuando se trata de un donante vivo. En este caso, solo se necesita realizar una evaluación médica clínica y psíquica. Una vez aprobados los exámenes de salud y compatibilidad, no es necesario considerar la lista de espera, ya que la donación es directa con un receptor ya establecido.

Recordemos que se puede ceder en vida el riñón, segmentos de hígado, segmentos de pulmón, tejidos y médula ósea.

En el caso de un donante fallecido, el proceso consta de unos pasos adicionales. Aquí la posibilidad de donación empieza desde que el médico neurólogo declara la muerte encefálica o cerebral, una de las condiciones para que se pueda considerar un posible trasplante.

En este momento, es preciso resaltar la labor de los procuradores, cuya misión es la de sensibilizar y hablar con los familiares para informarlos sobre la donación y lograr que esta finalmente se realice.

Así, cuando el procurador encargado de la familia confirma la voluntad del fallecido recién se empiezan a realizar las pruebas clínicas y se define si se trata de un donante apto. Una vez que se tiene este resultado, se programa la extracción: el órgano se asigna según la lista de espera y el cuerpo del donante es entregado a la familia.

En resumen, el proceso en caso de donante fallecido es este:

  • Se confirma la muerte encefálica.
  • Se confirma la voluntad del fallecido.
  • Se realizan pruebas y se define si es apto.
  • Se da la extracción y se asigna según lista de espera.
  • El cuerpo del fallecido se entrega a la familia.

Una de las principales dudas se da sobre el tema económico. Tanto para los asegurados en hospitales de EsSalud (Sabogal, Almenara y Rebagliati) el trasplante no tiene ningún costo y en el caso de la red de hospitales del Ministerio de Salud (Arzobispo Loayza, Instituto Nacional de Salud del Niño en Breña y Cayetano Heredia) son cubiertos por el SIS.

---

Únete a la Donatón y sella tu compromiso de ser donante de órganos y tejidos aquí: https://rpp.pe/especial-vivir-de-amor/donaton

Participa del evento este 26 de septiembre en las instalaciones de RPP en Calle Juan Del Carpio 225 (San Isidro).

¿Qué opinas?