¿De qué manera la educación puede transformar vidas?
Acceder a educación superior de calidad abre puertas también a la familia. | Fuente: Shutterstock

No hay duda de que la educación es un factor clave en el desarrollo social y económico de los países. Se trata de un derecho universal que abre oportunidades únicas e irrepetibles, cambiando positivamente la vida de las personas.

Hablar de educación involucra dos etapas fundamentales en el desarrollo de las personas: educación escolar y educación superior (universitaria o en institutos). Ambas conforman la base para la formación integral de niños y jóvenes.

Formar personas integrales: habilidades blandas

Debemos recordar que la educación integral no solo se basa en adquirir nuevos conocimientos. El desarrollo personal requiere diversos tipos de habilidades complementarias que guíen a la persona al éxito. No podemos negar que las habilidades duras o técnicas son necesarias para el futuro laboral; sin embargo, las habilidades bandas son un factor clave para el crecimiento de la persona. Estas involucran capacidades como:

- Pensamiento crítico.

- Liderazgo.

- Gestión del tiempo.

- Trabajo en equipo.

- Relaciones interpersonales.

De acuerdo con el estudio de CareerBuilder.com, el 77% de profesionales de recursos humanos considera que las habilidades blandas en un candidato son tan importantes como las duras. Se trata de competencias necesarias para su optimo desempeño y proyección en la compañía.  

Este tipo de habilidades se adquieren desde niños, pero se fortalecen más con el acceso a educación superior. La vida universitaria ofrece nuevas experiencias y situaciones que hacen crecer al estudiante, consolidando estas herramientas para su aplicación ante diferentes escenarios.  

El mundo se vuelve cada vez más automatizado con la tecnología, así que el acceso a educación superior transforma tanto la vida académica como la personal, desarrollando no solo buenos profesionales técnicos, sino también mejores personas.

La educación hace personas mejor preparadas para tomar decisiones clave y ofrece mayor oportunidad para lograr la estabilidad laboral y emocional.
La educación hace personas mejor preparadas para tomar decisiones clave y ofrece mayor oportunidad para lograr la estabilidad laboral y emocional. | Fuente: Shutterstock

Educación: a mayores oportunidades, mayores vidas impactadas

Según la UNESCO, la educación sirve para consolidar la paz, erradicar la pobreza e impulsar el desarrollo sostenible. Además de esto, abre posibilidades como:

- Mayor ingreso económico. Ganar más dinero aumenta el poder adquisitivo y mejora la calidad de vida.

- Acceso a beneficios y seguros. Tener un trabajo formal permite tener beneficios como seguros, CTS, gratificación, entre otros.

- Crecimiento personal. Habilidades intelectuales y competencias blandas permiten desarrollar personas más preparadas para la vida, accediendo a mejores oportunidades.

- Hacer realidad los planes. Acceder a educación superior de calidad brinda las herramientas económicas e intelectuales necesarias para cumplir los sueños.

- Mejora para la familia. Quienes tienen acceso a educación superior pueden ayudar a que otros miembros de su familia también tengan educación de calidad.

- Decisiones clave. Contar con preparación profesional brinda capacidades y conocimientos específicos que incrementan la probabilidad de tomar mejores decisiones.

- Vida más feliz. Trabajar en lo que amas y tener una estabilidad económica permite que las metas propuestas se alcancen con mayor facilidad. Así se tendrá una vida más plena.

Una persona con mejor nivel de educación tendrá mayores ingresos e incrementará su nivel de felicidad.
Una persona con mejor nivel de educación tendrá mayores ingresos e incrementará su nivel de felicidad. | Fuente: Shutterstock