Entre las manifestaciones del acoso hay insultos, humillaciones, empleo de apodos denigrantes, peleas y agresiones físicas. | Fuente: www.shutterstock.com
Educación

Kiva: el método antibullying de Finlandia

KiVa es el acrónimo de Kiusaamista Vastaan que significa "en contra del bullying". Es un programa creado en el 2009 para combatir una epidemia de acoso escolar en dicho país.

El bullying o acoso tiene implicancias emocionales y físicas para quien lo sufre. Suele presentarse en la etapa escolar donde los niños y adolescentes aún tienen una autoestima en construcción. Se caracteriza por conductas intencionales de hostigamiento, falta de respeto y maltrato verbal o físico que recibe un estudiante en forma reiterada. El objetivo del acosador es intimidarlo o excluirlo.

Entre las manifestaciones del acoso hay insultos, humillaciones, empleo de apodos denigrantes, peleas y agresiones físicas. También se produce a través de amenazas, difusión de rumores escritos o verbales o calumnias, indica el Ministerio de Educación.

En el 2009, Finlandia desarrolló un programa para luchar contra el bullying. | Fuente: www.shutterstock.com

En el 2009, Finlandia desarrolló un programa para luchar contra este problema. Este consiste en que los estudiantes son asistidos en tres etapas de su vida escolar: a los siete años, a los 10 y a los 13, para identificar las emociones de los compañeros. De este modo aprenden cómo se sienten ellos por el tono de voz o la expresión corporal y reconocen las diferentes formas de bullying. A la par se realizan actividades que buscan crear un ambiente amable, generoso y respetuoso con los demás.

En cada colegio que adopta este sistema, hay un equipo de profesores que son los que actúan cuando se denuncia un caso de acoso. Los docentes se entrevistan con él o los acosadores, la víctima y a cuantos alumnos crean conveniente citar.

El objetivo no es tratar a la víctima para que sea más extrovertida, ni cambiar al acosador para que desarrolle empatía. Lo que se busca es influir en los alumnos testigos del acoso para que no participen indirectamente en él. “Si esto se consigue, el acosador, que necesita de reconocimiento para proseguir con el bullying, depondrá su actitud”, explica la web Kiva Program.

Además el colegio tiene un buzón virtual para denunciar posibles casos de acoso bajo el anonimato. Asimismo, hay profesores que están presentes a la hora del recreo, cuidando a todos, con chalecos reflectantes.

Desde la implementación de Kiva en las aulas, el bullying en Finlandia se eliminó en un 80% y se redujo en el 20% restante. Un año después de su aplicación se determinó que el número de niños y adolescentes que padecían acoso escolar habían disminuido un 41%.

El bullying en Finlandia se eliminó en un 80% y se redujo en el 20% restante. | Fuente: www.shutterstock.com
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones