lengua de señas
Este lenguaje de señas especializado para comunidad de personas sordas en Perú contribuirá a un mejor acceso a la información relacionada a la COVID-19. | Fuente: Andina

Frente a una coyuntura en la que diariamente aprendemos más sobre la COVID-19 y necesitamos información actualizada sobre cómo prevenirla, la comunicación se ha convertido en un eje esencial para enfrentar esta pandemia. Por ello, a lo largo de las últimas semanas, la Defensoría del Pueblo ha insistido en la difusión de información que tome en cuenta a las poblaciones indígenas y personas con discapacidad.

Es así como surgió una iniciativa en la que un grupo de 23 líderes de la comunidad de personas sordas de Lima, Chimbote, Piura, Trujillo, Ica, Arequipa e Iquitos decidió incorporar a su lenguaje de señas esta información especializada. Además, según comentó Roberto Rojas –psicólogo miembro del grupo de líderes– para Andina, más de 800 mil personas que tienen esta condición a nivel nacional se encuentran en situación de vulnerabilidad, por lo que este trabajo no solo se inspira en la solidaridad, sino también en el cumplimiento de sus derechos constitucionales.

De acuerdo con la Federación Mundial de Sordos, en el mundo existen aproximadamente 72 millones de personas con discapacidad auditiva, y que usan más de 300 diferentes lenguas de señas. En el Perú, 232 176 son personas sordas y, de esta cifra, 10 447 respondieron que aprendieron la lengua de señas en su niñez como lengua materna, según los resultados del Censo Nacional 2017.

Por este motivo, es esencial que la población con discapacidad auditiva tenga acceso a este contenido en lenguaje de señas peruanas, que posee una estructura gramatical y un vocabulario desarrollado de acuerdo a la cultura de nuestro país. De lo contrario, la falta de acceso de las personas sordas a la información y a la comunicación durante esta emergencia sanitaria, puede desencadenar situaciones en las que de resultar infectados no lograrían comunicarse con el personal de salud.

Voluntariado COVID-19

Este proyecto está conformado por personas sordas voluntarias de diferentes lugares del Perú, unidas con el objetivo de difundir vocabulario médico en Lengua de Señas Peruana relacionado a la terminología médica del coronavirus. Así, todos intérpretes de lengua de señas podrán prepararse y estar listos para prestar el servicio de interpretación de manera óptima.

La Defensoría del Pueblo ha insistido en la importancia de difundir información sobre el coronavirus, que tome en cuenta a las poblaciones indígenas y personas con discapacidad.
La Defensoría del Pueblo ha insistido en la importancia de difundir información sobre el coronavirus, que tome en cuenta a las poblaciones indígenas y personas con discapacidad. | Fuente: Shutterstock

“Voluntariado COVID-19” se llevó a cabo durante tres semanas, en las cuales a través de un taller de neologismos del idioma materno se realizó la documentación, registro, identificación y circulación de más de 160 nuevas señas relacionadas al COVID-19. Estas nuevas señas serán compartidas y se brindará la capacitación necesaria a usuarios e intérpretes interesados en participar en esta iniciativa para fortalecer sus capacidades y finalmente, ser evaluados por el mismo grupo de líderes del taller de neologismos.

Para este equipo de líderes, la interpretación de un tema tan importante como el de la salud no puede dejarse a la creatividad del intérprete y mucho menos durante el desarrollo de la pandemia en el país, ya que una información errada puede traer consecuencias fatales.