El pueblo asháninka Cheni recibe apoyo permanente del Programa Bosques del Minam.
El pueblo asháninka Cheni recibe apoyo permanente del Programa Bosques del Minam. | Fuente: Ministerio del Ambiente

El cacao se ha convertido en uno de los insumos nacionales de mayor calidad mundial. Esta vez, este producto cultivado por la comunidad Cheni, del pueblo Asháninka, en la región Junín, se posicionó como uno de los diez mejores en el Perú, en el XVI Concurso Nacional de Cacao de Calidad, realizado en el XIII Salón del Cacao y Chocolate en Lima.

Además de su delicioso aroma y buen sabor, este cacao también fue reconocido por haber sido cultivado libre de deforestación, es decir, sin afectar los bosques y los ecosistemas de la zona. Gracias a esto, la población Cheni logró destacar como la única comunidad nativa en obtener este premio, ocupando el noveno lugar en el certamen.

“Así como Cheni, trabajamos en nueve regiones del país con diversas comunidades para garantizar la conservación de sus bosques, a través de actividades productivas sostenibles, una mejor vigilancia de su territorio y una mejor gestión comunal”, señala Blanca Arce, coordinadora ejecutiva del Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático del Ministerio del Ambiente. Al ser parte de este programa, comunidades nativas acceden a incentivos económicos que les permiten desarrollar actividades productivas sostenibles.

El trabajo conjunto entre comunidades y organismos estatales ha permitido obtener un cacao de alta calidad cultivado de manera amigable con el ambiente. Los incentivos recibidos, el equipamiento y la asistencia técnica lograron mejorar la producción y realizar actividades productivas sobre áreas ya deforestadas.

El cacao sostenible en Cheni es cultivado por 387 comuneros y rinde al año 3360 kilos.
El cacao sostenible en Cheni es cultivado por 387 comuneros y rinde al año 3360 kilos. | Fuente: Ministerio del Ambiente

A la fecha, gracias a este mecanismo, la comunidad Cheni asegura la conservación de 17 000 hectáreas de bosques, en beneficio de 116 familias. Según el presidente de la comunidad, Eulogio Prado, el cacao sostenible en Cheni es cultivado por 387 comuneros y rinde al año 3360 kilos, que son comercializados en el mercado local y nacional.