educacion especial
El país cuenta con tan solo 4 448 maestros de educación básica especial para más de 20 000 escolares con discapacidad, según el Minedu. | Fuente: Fundación Telefónica

Recibir una educación de calidad es un derecho humano universal. Para garantizarlo, la educación básica en el Perú se divide en regular, alternativa y especial, siendo esta última dirigida a niños, niñas y adolescentes con algún tipo de discapacidad.

Sin embargo, el país cuenta con tan solo 4 448 maestros de educación básica especial para más de 20 000 escolares con discapacidad en todo el territorio nacional, de acuerdo con cifras del Ministerio de Educación.

Ante este déficit de docentes, es vital aprovechar al máximo los recursos y esa ha sido la motivación del profesor cusqueño Helmer Del Pozo para promover el uso de aparatos ortésicos (destinados a dar apoyo al movimiento de la persona) y dispositivos electrónicos como aliados de la educación especial.

Tecnología para la educación especial

El docente ha logrado incorporar una serie de herramientas, tanto físicas como virtuales, en el currículo del Centro de Educación Básica Especial (CEBE) Don José de San Martín, en Cusco, donde es director. “Queremos romper barreras con la tecnología”, asegura.

Así, Del Pozo creó vinchas con un brazo artificial incorporado para ayudar a estudiantes con discapacidad a manipular equipos como laptops o computadoras de manera autónoma. Gracias a estos aparatos, estudiantes con parálisis cerebral puedan usar el teclado y así explorar diversas aplicaciones educativas o navegar en internet.

ortesis
Del Pozo creó vinchas con un brazo artificial incorporado para ayudar al aprendizaje de estudiantes con discapacidad. | Fuente: Fundación Telefónica

“Son accesorios que ayudarán al niño con discapacidad motora o múltiple a agarrar un lápiz, sostener útiles de trabajo o incluso servir como un elemento táctil para interactuar con pantallas”, detalla.

Recursos virtuales para aprovechar

Con herramientas como la vincha, los estudiantes pueden acceder a un conjunto de recursos digitales que complementen su educación. Del Pozo recomienda a los padres y docentes emplear las siguientes aplicaciones y plataformas para niños pequeños con Trastorno del Espectro Autista (TEA) o alguna discapacidad motora o cerebral:

  • PictoTEA: Aplicación móvil con pictogramas que poseen imagen y audio. Estos son símbolos de objetos reales que reemplazan el material didáctico concreto que se usaba en clases presenciales.
  • Buho boo: Aplicación móvil que se puede jugar en varios idiomas y está divido en tres niveles de dificultad. Dirigido principalmente para niños de 0 a 5 años con diferentes discapacidades.
  • Toodleer games: Aplicación que tiene nueve secciones diferentes para jugar con números, formas, colores, frutas, rompecabezas y otros.
  • Kids juego preescolar niños: Aplicación con 12 secciones diferentes para niños de 2 a 7 años. Incluye el vocabulario dactilológico de la lengua de señas.
  • RA Algaida Palomitas: Aplicación para niños de 3 a 5 años en la que la actividad principal es colorear diversos dibujos prediseñados.
  • Funny food 3: Juego para aprender los números. Posee tres juegos de forma gratuita como escribir números y aprender a contar.
  • Dicta picto: Aplicación en la que se pueden escribir oraciones en texto y en forma automática se transforman en pictogramas.
  • ABC: Aplicación para familiarizarse con las letras del abecedario. Posee una serie de actividades por cada letra.

El maestro cusqueño sugiere encontrar estos y más programas tecnológicos que potencien el aprendizaje de niños, niñas y adolescentes con discapacidad en el portal “Educared” de la Fundación Telefónica. Allí, distintos docentes de educación especial comparten los recursos y la metodología que emplean en su labor diaria.

“Queremos motivar a más maestros de educación especial a que sepan integrar a un estudiante con discapacidad al mundo. Las nuevas herramientas digitales y pedagógicas que enseñamos abren puertas a la autonomía”, sostiene.

El País Que Queremos es una campaña organizada por RPP, con el compromiso de Enel, que busca poner en agenda aspectos fundamentales para el desarrollo de nuestro país. En esta etapa, abordamos las oportunidades económicas, educativas y culturales que nos brinda la digitalización, así como los desafíos que enfrenta el Perú en torno a la reducción de la brecha de acceso a internet.