El asteroide tiene una velocidad de unos 26 kilómetros por segundo en relación con el Sol. | Fuente: ESO / M. Kornmesser

(Agencia N+1 / Hans Huerto). El primer asteroide interestelar en la historia, Oumuamua, podría estar recubierto de una capa rica en sustancias orgánicas, como la tolina (rica en nitrógeno), formada bajo la acción de los rayos cósmicos y galácticos, según datos observacionales. Tal recubrimiento puede funcionar como una "manta", que ha protegido las capas internas del asteroide del calentamiento y la evaporación durante su reciente acercamiento al Sol.

Un artículo científico fue publicado en la revista Nature Astronomy al respecto. Oumuamua o mensajero de la lejanía fue descubierto el 18 de octubre último con la ayuda de la red Pan-STARRS de telescopios en Hawái. Inicialmente, se consideró un cometa interestelar, que recibió la designación C / 2017 U1 (PANSTARRS), pero otras observaciones con el telescopio VLT en el Observatorio Europeo Austral mostraron que el objeto no tiene coma, sino que es un asteroide.

El asteroide tiene una velocidad de unos 26 kilómetros por segundo en relación con el Sol, que llegó a nosotros desde un punto cercano al ápice solar, en la constelación de Lyra, se mueve a lo largo de una trayectoria hiperbólica sin cerrar y pronto abandonará el sistema solar.

Características

Pero los astrónomos liderados por Alan Fitzsimmons analizaron los espectros del asteroide obtenidos en las regiones visible e infrarroja cercana del espectro electromagnético (longitudes de onda de 0.3 a 1.8 μm) para aprender sobre la composición de su capa superficial. El estudio utilizó datos de observación tomados con un espectrógrafo ACAM montado en un telescopio WHT de 4,2 metros (telescopio William Herschel) y un espectrógrafo X-Shooter montado en un telescopio VLT (Very Large Telescope) de 8,2 metros, y datos obtenidos en el Observatorio Palomar.

El análisis de los datos mostró que la superficie del asteroide tiene un tinte rojizo. Esto indica la presencia de una capa rica en sustancias orgánicas, como tolinas, formada cuando los rayos cósmicos están expuestos al hielo que contiene compuestos orgánicos simples. Esta conclusión se confirma por la similitud de los espectros obtenidos con los espectros de los asteroides tipo L y D, algunos núcleos cometarios y objetos trans-neptunianos. Para que la capa superficial de varias micras de espesor adquiera un tinte rojizo debido a la presencia de tolinas, el tiempo de acción de las partículas cargadas es de aproximadamente 10.000.000 años, lo que es consistente con la larga estancia de Oumuamua en el medio interestelar .

A pesar de los datos observacionales, Oumuamua no podría estar sujeto a una exposición más prolongada a los rayos cósmicos; su edad no puede ser más que la edad triplicada de nuestro sistema solar. El tiempo de su formación pertenece a las últimas generaciones de estrellas, cuando en el Universo había bastantes elementos pesados, a partir de los cuales planetesimales.

Inicialmente, se consideró un cometa interestelar, pero otras observaciones con el telescopio VLT en el Observatorio Europeo Austral mostraron que el objeto no tiene coma, sino que es un asteroide. | Fuente: dailygalaxy
0 Comentarios
¿Qué opinas?