NASA
Perseverance buscará comprender la geografía del planeta y buscará señales de vida. | Fuente: NASA

Luego de meses de vuelo, el rover de la NASA Perseverance está cada vez más cerca de su objetivo: aterrizar en Marte.

Este jueves 18 de febrero, el robot llegará a la superficie marciana y tendrá que ejecutar una dramática maniobra para poder aterrizar de excelente manera en el Planeta Rojo.

El Laboratorio de Propulsión a Chorros de la NASA ha revelado un video en el que muestra los procesos de entrada, descenso y aterrizaje (EDL) del rover en Marte, en lo que ha llamado “7 minutos de terror”.

Justamente durante este tiempo, la sonda deberá aterrizar en el cráter Jezero realizando una serie de grandes procedimientos.

A medida que Perseverance se acerca a la atmósfera, La etapa de descenso activará unos pequeños propulsores en su carcasa trasera para orientar correctamente el vehículo y garantizar que el escudo térmico mire hacia adelante. La llamada etapa de crucero es cuando el rover desciende por los cielos marcianos.

A 19 mil km/h, Perseverance deberá desplegar un paracaídas bajo el sistema Range Trigger para que la velocidad disminuya hasta los 1600 km/h. Su despliegue debe ser exactamente a los 240 segundos desde la entrada a la atmósfera.

A partir de allí, la Navegación Relativa al Terreno reconocerá el mejor lugar para el aterrizaje mediante las cámaras de video de la nave.

Cuando Perseverance esté a 2 km sobre la superficie, la etapa de descenso propulsada por cohetes se activará, lo que ralentizará la nave a3,2 km/h. Luego, una grúa aérea bajará suavemente el rover de 1025 kilogramos a la superficie usando un juego de cables de 6,4 metros de largo. La grúa cortará los cables una vez que detecte el aterrizaje y luego se alejará rápidamente del sitio objetivo.

Una vez en el suelo, comienza la exploración.

El robot buscará investigar la geografía y el clima del Planeta Rojo en busca de vida actual o pasada. Recabará muestras que serán estudiadas en Tierra a futuro. 

Para esta labor, también está llevando de regreso una roca de hace 600 mil años cuyo origen radica en Marte. Esta servirá para que el rover la escanee constantemente como objeto de pruebas y comparación en el lugar.

Asimismo, el robot lleva dos micrófonos para captar por primera vez ruidos en la superficie de Marte. Por otro lado, está equipado con el helicóptero Ingenuity para realizar el primer vuelo de una aeronave autónoma en otro planeta en la historia.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.