Crew Dragon
Justo antes del aterrizaje, las imágenes se cortan en la transmisión. | Fuente: NASA

El exitoso lanzamiento de la cápsula Crew Dragon propulsado por el cohete Falcon 9 de Space X dejó una duda en los miles de espectadores que estuvieron viendo en vivo este hecho histórico mediante la transmisión de la NASA.

El Falcon 9 es un cohete hecho para ser reutilizado y, tras el despegue, regresó a la superficie para aterrizar perfectamente en medio del océano de manera vertical.

Sin embargo, esta maravillosa toma se vio interrumpida por un corte en la señal propia de las cámaras de la plataforma, por lo que genera dudas sobre su veracidad, ya que, mientras vemos al cohete en el cielo en un instante, luego pasa a estar colocado perfectamente en el sitio.

La respuesta no va acorde con ninguna teoría de conspiración, sino que se explica científicamente. Primal Space tiene un interesante video al respecto ya que no es la primera vez que Falcon 9 vuela y pasa este tipo de “inconvenientes”.

La cámara de la plataforma que recibirá al cohete está transmitiendo en vivo las imágenes del aterrizaje mediante satélite de manera unidireccional. Se recepciona el video y se dirige al equipo de retransmisión.

Cuando el cohete va llegando a la plataforma, empieza a mover toda la superficie, haciendo que la antena que envía las imágenes empiece a desestabilizarse, sacudiendo las altas frecuencias de transmisión y perdiendo el contacto con el satélite, por lo que el equipo de retransmisión pierde la señal y el video empieza a entrecortarse.

Cuando el Falcon 9 termina de aterrizar, las imágenes vuelven a su estado normal.

Las soluciones impuestas son varias, desde poner una antena en una plataforma lateral a la de aterrizaje o poner una cámara que capte el aterrizaje en otra ubicación lejana al lugar.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.