James Webb
El telescopio está sufriendo retrasos tras retrasos, pero espera ser lanzado finalmente a finales de año. | Fuente: NASA

El telescopio espacial James Webb de la NASA ha vuelto a sufrir un retraso: no será lanzado antes del 22 de diciembre.

El telescopio, que reemplazará las misiones científicas del Hubble, ya se encontraba en Guayana Francesa para su lanzamiento previsto para el 18 de diciembre.

Sin embargo, la NASA se percató de un problema en el cohete que lo llevará al espacio, el Ariane 5.

"Los técnicos se estaban preparando para conectar James Webb al adaptador del vehículo de lanzamiento, que se utiliza para integrar el observatorio con la etapa superior del cohete Ariane 5", explicó la NASA en un mensaje publicado el lunes, cuando “una banda de sujeción, que fija a Webb al adaptador del vehículo de lanzamiento, provocó una vibración en todo el observatorio ".

A investigar el problema

Tras el suceso, la NASA investigará el inconveniente para garantizar que todo el sistema se encuentre en perfecto estado. Los resultados serán vitales para confirmar si es que el telescopio es lanzado este año.

El desarrollo del proyecto comenzó en 1996 con una fecha de lanzamiento originalmente prevista para 2007. Pero varios problemas en el camino, entre ellos la pandemia de coronavirus, vieron varias fechas de misión perdidas.

El James Webb es considerado el sucesor del Hubble, otro telescopio espacial lanzado en 1990 y que dejó de funcionar en junio.

El telescopio cuenta con un espejo dorado de 6,5 metros de diámetro compuesto por 18 segmentos hexagonales que le permitirán explorar el espacio profundo con gran detalle.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: