¿Cómo la cuarentena despierta la creatividad y la innovación?

En estos tiempos de cuarentena, la creatividad nos invita a tener una mirada distinta a la tradicional y a desafiar constantemente los límites de las soluciones conocidas.

Felipe Cortázar

Felipe Cortázar

COMPARTE

¿En algún momento pensaron que podría ocurrir un acontecimiento de tal magnitud que cambiaría de improviso nuestro modo de vida y que pondría a prueba nuestra seguridad y salud? Pues la actual crisis que vivimos en el Perú y el mundo debido a la COVID-19, es un gran reto para toda la humanidad y, adicionalmente a las lamentables muertes que está ocasionando, nos ha llevado a replantear todos nuestros paradigmas. En este contexto, muchas personas y organizaciones en todas partes del mundo están buscando soluciones creativas e innovadoras para hacerle frente a los desafíos planteados por esta pandemia.

Pero, ¿qué rol cumple la creatividad en esta coyuntura? ¿hay espacio para ser creativos? Pues precisamente en situaciones de crisis y contextos poco predecibles e inciertos como el actual, la curiosidad por ir más allá de lo habitual es fundamental, ya que nos abre nuevas formas de ver, evaluar y solucionar un problema. De esta manera, la creatividad nos invita a tener una mirada distinta a la tradicional, a desafiar constantemente los límites de las soluciones conocidas y a superar nuestras propias limitaciones y las que generan determinados contextos o situaciones. En línea con ello, podemos mencionar que Isaac Newton descubrió y escribió sus primeros postulados sobre la teoría de la gravedad en la etapa de aislamiento que vivió por la peste bubónica.

Es así que, en este contexto de cuarentena, han surgido propuestas para crear nuevas oportunidades y reinventarnos. Este es el caso del sector educación, ya que la gran mayoría de las instituciones educativas han tenido que adaptarse a una nueva realidad para que la educación no se detenga y a la vez, replantear modos de enseñanza tradicionales con el desafío de utilizar la tecnología con un fin pedagógico. En ese sentido, hoy vemos cómo en todo el mundo se ofrece una oferta casi infinita de clases o seminarios a distancia a través de Skype, Zoom, Google Classroom, entre otros; que permiten acceder a contenidos de una manera fácil, dinámica e interactiva.

| Fuente: Felipe Cortázar

Asimismo, las redes sociales tienen un papel importante en esta coyuntura de confinamiento, ya que muchos sectores que dependían de los eventos o de las actividades presenciales, han encontrado una nueva forma de continuar y de llegar a la gente. Por ejemplo, el poeta Ben Clark ha promovido desde España los #CoronaVersos en Twitter, una oportunidad de reflexión poética y de lectura en un momento en que las manifestaciones culturales se han visto limitadas. Así, Clark ha explorado una forma distinta de transmitir su arte y a la fecha, ha logrado más de 250,000 lecturas en versos en su cuenta de Twitter.

Pero no todo lo relacionado a la creatividad e innovación tiene que usar pantallas, computadoras o tecnología de punta para funcionar. Así, por ejemplo, podemos mencionar a Antsy Labs, quienes han regresado a lo básico con una propuesta de juego llamado Pixl, que consta de bloques imantados de diferentes tamaños y una infinita variedad de colores que se unen entre sí por cualquiera de sus caras. Este juego permite crear estructuras en tres dimensiones, personajes, y hasta ayudan a enseñar operaciones aritméticas sencillas mediante el juego y con el uso de poca tecnología.

Podemos ver entonces, que ante el desafío que nos presenta este aislamiento social, existen personas con creatividad que fueron curiosos y al buscar nuevas miradas encontraron una solución distinta. Ustedes también pueden preguntarse si dentro de esta coyuntura pueden investigar qué nuevo ángulo pueden descubrir y aplicarlo al ámbito personal o profesional en el que se desenvuelven. Los invito a vivir este proceso para que el confinamiento sea una oportunidad para crecer, repensarnos y buscar oportunidades nuevas ante la nueva normalidad que se avecina.

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, representantes o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.

¿Qué opinas?