EFE

El presidente de la Asociación de Industrias Farmacéuticas Nacionales (Adifan), José Enrique Silva, ofreció bajar por lo menos en 15% los precios de los medicamentos que consume el Estado, y pidió trabajar de la mano para lograr este objetivo.

"Sí hay cómo bajar los precios de los medicamentos que el Estado requiere y es vía competencia nacional.  Para ello el Estado y la industria peruana deben trabajar de la mano, con el compromiso inmediato de, por lo menos, rebajar en 15% los precios de aquellos medicamentos que hoy son un problema para EsSalud”, afirmó.

Recientemente la presidenta de Essalud, Virginia Baffigo, afirmó que este organismo comprará medicamentos directamente en el extranjero si los importadores no rebajan sus elevados precios.

¿Y dónde quedan los fabricantes nacionales de medicamentos?”, se preguntó Silva, asegurando que “el Estado tiene el tema en sus manos y solo debemos ponernos a trabajar de inmediato juntos, pues coincidimos que es un pedido justo”.

La titular de EsSalud sostuvo que si ellos los importadores no acceden a reducir sus precios, se comprará los medicamentos en el exterior con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Unicef, pues “son medicinas con postor único, es decir, donde hay monopolio, y un solo proveedor”.

Por ello, remarcó que lo más sano en una economía es la competencia, es decir abrir el mercado.

Al respecto el presidente de Adifan señaló que sin duda lo más sano es la competencia, pero no solo la que viene del exterior. “Lo menos que debemos hacer los industriales y el gobierno es enfrentar esos monopolios, primero revisando si son artificiales o naturales”, añadió.

Silva pidió ver si se trata de enredos regulatorios, lenta tramitología o simple protección por patentes o datos de prueba.

“Por estas últimas poco podremos hacer. Los TLC así nos lo impusieron y debemos sufrir las consecuencias, salvo que detectemos abuso de posición de dominio, en cuyo caso el gobierno debe imponerse con la aplicación de licencias obligatorias a las que tenemos derecho los peruanos, pero a las que no hemos recurrido hasta ahora”, manifestó.

Dijo, sin embargo, que las mismas empresas importadoras que encarecen medicamentos son subsidiarias de las transnacionales que imponen precios.