Congresistas de diversos grupos se mostaron abiertos a las propuestas tributarias de la Asociación de Exportadores, ADEX, que ha planteado una rebaja drástica de las tasas del Impuesto General a las Ventas y el Impuesto a la Renta.

ADEX plantea reducir el IGV en dos puntos cada año hasta llegar a una tasa de 10% (desde el 18% actual) y una rebaja del Impuesto a la Renta de 30% a 15% para hacer más atractivo el país a las inversiones.

Propone también establecer la factura como único comprobante de pago, extender a las Pymes la devolución anticipada del IGV para todas las compras de bienes de capital y reemplazar las exoneraciones al IGV por la aplicación de una tasa de 0% para generar un incentivo al uso de facturas.

Tras la presentación ante la Comisión de Comercio Exterior del Congreso de la República, del presidente del gremio exportador, Gastón Pacheco, cuatro congresistas se mostraron dispuestos a ampliar este debate.

El congresista fujimorista Angel Neyra manifestó que la situación de las exportaciones y de la economía es preocupante y que lo más grave es que estamos conviviendo con la lacra y con el tumor cancerígeno que es la informalidad.
 
“El Produce lanzó el Plan para la Diversificación Productiva, pero sobre qué base vamos  a diversificar. ¿Sobre la base de la  informalidad? Se debe hacer un esfuerzo para no ajustar a los pocos formales que quedan. Si esta propuesta (de ADEX) es inviable,  el Ejecutivo debe demostrar que están equivocados”, comentó.

En cuanto al Impuesto a la Renta, el parlamentario de Perú Posible Casio Huaire comentó que es una alternativa interesante porque los empresarios podrían traer sus capitales y se dinamizaría la economía. "Los pequeños empresarios son informales porque no resisten la presión tributaria", comentó Huaire.

CAMBIOS LABORALES
 
En el ámbito laboral, Pacheco mencionó que el objetivo es darle al trabajador informal un conjunto de beneficios que no tiene en la actualidad.

“Siete de cada 10 trabajadores en el Perú no tienen  vacaciones, gratificación, ni acceso al sistema de salud" dijo Pacheco cuyo gremio propone establecer un régimen de aumento gradual de las vacaciones que al inicio serían de siete días al año.

“Es increíble que casi el  90% de las unidades productivas sean informales. Prácticamente lo que tenemos es una burbuja de legalidad y por ello se debe atacar sus principales causas: tributaria  y laboral”, dijo Pacheco.

La congrsista Gladys Condori de la "Dignidad y Democracia" resaltó la claridad y precisión de las propuestas de ADEX y propuso la instalación de mesas de trabajo para analizarlas.

“No  podemos  seguir viendo cómo la informalidad crece en nuestro país, cómo se obliga a  los empresarios que pagan impuestos a ser informales. Se tiene una óptica equivocada que no alienta  la producción ni la formalización pero sí presiona y empuja hacia la informalidad”, comentó.
 
Finalmente, el congresista oficialista Johnny Cárdenas, señaló que la inversión es importante para el Perú y que los parlamentarios deben asumir el compromiso de debatir estas propuestas que ayudarán  a los inversionistas y a generar más empleo para la población.