BBVA: Inflación se mantendrá dentro del rango meta en próximos meses

El banco señaló que el resultado de la inflación de enero, de 0,12%, se debió "principalmente a una menor oferta estacional de alimentos producidos localmente".

La inflación peruana se mantendrá en los próximos meses dentro del rango meta del Banco Central de Reserva (BCR), de entre 1% y 3%, debido a la fortaleza de la demanda interna, estimó el BBVA Research.

En su último análisis económico, el banco señaló que el resultado de la inflación de enero,  de 0,12%, se debió “principalmente a una menor oferta estacional de alimentos producidos localmente”.

Sostuvo que con esta cifra, la inflación anualizada (febrero 2012 - enero 2013) se ubicó dentro del rango meta, pues llegó a 2.87%.

“Con este resultado la inflación interanual se ubicó en 2.9% y para los próximos meses esperamos que se mantenga cerca del límite superior del rango meta en un contexto de fortaleza de la demanda interna y de un mercado laboral ajustado”, indica el informe.

En relación a la inflación de enero, el BBVA Research dijo que los precios de alimentos que más subieron fueron los de las frutas y tubérculos, “debido a la menor oferta estacional que se da en los primeros meses del año por factores climatológicos en las zonas productoras”.

También registró un incremento importante el subgrupo de Alimentos fuera del hogar, en particular el menú en restaurantes. En contraste, registraron descensos los pasajes terrestres interprovinciales y los precios de productos avícolas.

“El panorama más favorable para los precios de insumos alimentarios importados y del petróleo ayudará a mantener la inflación dentro del rango meta”, indicaron.

El BBVA Research consideró que la evolución esperada para la inflación y la demanda interna sugiere que el Banco Central de Reserva (BCR) mantendrá su tasa de política monetaria en 4,25% en los siguientes meses.

“Sin embargo, no descartamos que continúe actuando preventivamente a través de encajes como lo ha venido haciendo en los últimos meses para moderar los efectos del mayor ingreso de capitales sobre el tipo de cambio y el crecimiento del crédito”, refirió.