La Sociedad de Comercio Exterior (ComexPerú), sostuvo que el informe del Indecopi sobre el dumping a las importaciones chinas de prendas de vestir tiene serias fallas técnicas.

El gremio consideró preocupante que dicho informe, que sustenta el inicio de investigación por prácticas de dumping en las exportaciones al Perú de prendas de vestir y complementos originarios de la República Popular de China, muestra deficiencias técnicas que podrían evidenciar un sesgo en la investigación.

El Gremio del Comercio Exterior consideró fundamental que el tema sea absolutamente técnico y no político, teniendo en cuenta que, el primer análisis del informe de Indecopi, muestra una intencionalidad poco objetiva en la investigación y carencia de sustento técnico.

Conviene indicar que el informe justifica iniciar de oficio una investigación a todas las prendas de vestir y complementos provenientes de China, es decir, a 276 partidas de los 285 existentes. Indecopi justifica el inicio de oficio a que la industria nacional está atomizada y que no existe una rama de producción nacional (RPN) representativa.

ComexPerú recordó que, tal como lo plantea la OMC, la investigación se debe hacer “por producto” y no por el conjunto de productos que no guardan entre sí. Además sí existe representación nacional ya apersonada al proceso en Indecopi.

 Sostuvo que no todo lo investigado estaría “atomizado”, por ejemplo, se ha abierto, dentro del paquete investigado, a los calcetines cuando están perfectamente identificados los fabricantes nacionales por lo que no se justifica el inicio de oficio para esta RPN, y así en otros productos de ese sector.

Añadió que el análisis de precios que plantea el informe presenta errores metodológicos graves, ya que se “aproximan” los precios de venta internos de las prendas de vestir y complementos, a partir de los precios de exportación de los productos peruanos a los Estados Unidos, contrariando a la OMC.

Refirió que la metodología considerada por el Indecopi, no responde a un examen objetivo e imparcial. Un mínimo conocimiento de la estructura de la oferta exportable del Perú, demostraría que en varias categorías, sobre todo en prendas de punto de algodón, Perú exporta productos de altísima calidad para marcas reconocidas internacionalmente, no comparables con los productos de consumo masivo, importados desde la China.

"Esto estaría demostrando la intencionalidad de encontrar diferencias abismales entre los precios de productos que no son comparables", dijo.

Refirió que Indecopi maximiza en su informe preliminar la subvaloración de precios, al no tomar el precio del producto ya nacionalizado. La subvaloración de precios se determina en el mercado del miembro importador, Perú, es decir, el precio del producto una vez internado en nuestro país.

"Indecopi debió emplear los precios del producto importado incorporando el flete y seguro a Perú, derechos arancelarios, flete interno al almacén del importador y gastos del importador (CIF más otros costos), pero sorprendentemente, y aquí si hay una grave falta técnica, han considerado los precios FOB en China versus los precios FOB de exportación de Perú, sin realizar ajuste de precios alguno", acotó.

Finalmente, respecto al “daño” del sector, al analizar el desempeño del mercado en los últimos años, tenemos que, durante el año 2009, debido a la crisis financiera internacional y no a eventuales prácticas de dumping, tanto la producción como el empleo en el sector se vieron afectados.

"Sin embargo, en los últimos dos años este sector se viene recuperando firmemente, ya que durante el 2010 y el 2011 la producción aumentó un 16.3% y un 15.9%, y el empleo creció un 10% y un 2%, respectivamente, hasta alcanzar un valor de US$ 2,394 millones y 62,293 puestos de trabajo en el año 2011, según la Sunat y el MTPE", concluyó.